Guía de compra de las mejores ollas a presión

Hoy en día es casi impensable no tener una olla a presión en casa, con ella es posible cocinar en menor tiempo una gran variedad de platos como carnes, granos y sopas que de otra forma tardarían horas en estar listos. A continuación, te presentamos una guía de compra con las ollas más recomendadas del mercado.

¿Qué es una olla a presión?

Una olla a presión es un contenedor hermético fabricado generalmente en aluminio o en acero inoxidable.

Es capaz de cocinar en altos puntos de ebullición de hasta 130° un amplio abanico de recetas que sin su ayuda tardarían más de 4 horas en estar listas.

¿Cuál es la mejor olla a presión?

Estas son las ollas mejor valoradas por su rapidez de cocción y calidad del producto.

Monix Quick - Olla a Presión Rápida de 6 Litros,...
BRA Tekna - Olla a Presión Rápida, Apta para Todo...
WMF Perfect Plus - Set con olla rápida de 22 cm de...
Olla a presión rápida - Monix
Olla express - BRA
Set con olla rápida - WMF
Capacidad: 6 litros
Capacidad: 7 litros
Capacidad: 6,5 litros
En acero inox 18/10 de 5,3 mm
En acero inoxidable 18/10
En acero inoxidable Cromargan
Apta para limpiar en el lavavajillas
Apta para todo tipo de cocinas
Con base TransTherm apta para todas las cocinas
34,90 €
61,70 €
145,51 €
Monix Quick - Olla a Presión Rápida de 6 Litros,...
Olla a presión rápida - Monix
Capacidad: 6 litros
En acero inox 18/10 de 5,3 mm
Apta para limpiar en el lavavajillas
34,90 €
BRA Tekna - Olla a Presión Rápida, Apta para Todo...
Olla express - BRA
Capacidad: 7 litros
En acero inoxidable 18/10
Apta para todo tipo de cocinas
61,70 €
WMF Perfect Plus - Set con olla rápida de 22 cm de...
Set con olla rápida - WMF
Capacidad: 6,5 litros
En acero inoxidable Cromargan
Con base TransTherm apta para todas las cocinas
145,51 €

¿Cómo elegir una buena olla a presión?

Si estás en busca de la mejor olla indicada para tu caso, debes tener en cuenta los siguientes factores:

La capacidad

La capacidad es una característica esencial.

Por lo general, se recomienda adquirir ollas a presión grandes, entre 6 y 10 litros, con un diámetro referencial de 30 x 24 x 30 cm.

Esto debido a que las ollas a presión se suelen utilizar para la preparación de comidas tradicionalmente destinadas a más de 2 personas, como sopas, guisos, estofado de carne y otro tipo de cocidos.

El sistema de apertura

Estas ollas utilizan un sistema de apertura/sellado presurizado que permite mantener el calor encerrado y a los líquidos en su punto de ebullición más alto sin llegar a hervir por completo.

Para esto, se requiere del trabajo eficiente de distintas piezas como juntas, válvula reguladora, contrapeso y mangos termo-resistentes.

En la actualidad, las piezas del sistema de apertura/sellado se presentan en dos versiones, clásicas y eléctricas. En el primer caso, el dispositivo se abre rápidamente con el método de agua fría, mientras que las piezas eléctricas integran opciones inteligentes que permiten programar la liberación de la tapa y otras acciones.

Ambos sistemas tienen sus claras ventajas, pero el más seguro e indicado para usuarios no profesionales, es el mecanismo clásico, ya que no existe riesgo de electrocución si se emplea de forma inadecuada.

Por otro lado, el sistema inteligente es el más sofisticado y permite mantener el calor encerrado con mayor efectividad, por lo que es altamente recomendable si te dedicas profesionalmente a la cocina o deseas incursionar en este oficio.

Las opciones

Todos los modelos de ollas a presión comparten los mismos principios de funcionamiento.

Sin embargo, cada marca ofrece funcionalidades extras que influyen en el resultado final del plato, desde su gusto, calidad de cocción y hasta el tiempo de preparación. Por eso, es esencial elegir el producto con la mayor cantidad de funciones pues denota versatilidad.

A modo de guía, los parámetros más importantes en una olla son el medidor de líquidos, triple fondo difusor, dispositivo despresurizador, retardante de llama y múltiples sistemas de seguridad.

¿Por qué comprar una olla a presión?

La cocina a presión es utilizada en casi todos los rincones del mundo debido a sus diversos beneficios, estos son algunos de ellos:

Por su facilidad de uso

Con una olla a presión puedes preparar deliciosos platos con facilidad y en una menor cantidad de tiempo.

El gusto de los vapores dentro de la olla permite que recetas de legumbres, carnes duras, guisos y granos tengan ese toque tan especial y acogedor que caracteriza a este tipo de alimentos.

Sin la ayuda del sistema de presurización, se necesitaría una gran cantidad de horas y maestría para cocinar y mantener las propiedades de ciertos ingredientes.

Para dividir el tiempo de cocción

Las ollas a presión son útiles para controlar los tiempos de cocción de los alimentos, pues sus diversas capas de metal tienen un efecto de “cocción a fuego lento”, mientras que el silbido liberador de vapor de la válvula se encarga de indicar que la preparación ha llegado a su estado más alto de calor.

Para ahorrar energía

Puedes ahorrarte incontables horas de trabajo en la cocina y recursos eléctricos o de gas para llevar a cabo la preparación de las comidas. Estas ollas se encargan de cocinar los alimentos hasta su punto ideal por un ⅓ del tiempo real requerido.

¿Qué olla de presión elegir?

En la siguiente comparativa te presentamos 3 ollas a presión calificadas como las más vendidas:

Oferta
Monix Quick - Olla a Presión Rápida de 6...
(343)
WMF Perfect Plus - Set con olla rápida de 22 cm...
(1186)
Oferta
BRA Vitesse - Olla a presión rápida, 9 litros,...
(290)
Oferta
Monix Classica - Olla a presión tradicional de...
(89)

¿Cuál es el precio de una olla a presión de calidad?

Según las diversas comparativas, el precio de una olla a presión de calidad puede oscilar entre los 40 y 170 euros. Sin embargo, debes tener en cuenta que además del costo de compra es esencial guiarse por las opiniones de los usuarios acerca de dicho producto.

Cómo ves, el rango de precio entre 40 y 170 euros es muy amplio, esto es debido a que las ollas más caras incluyen otras funcionalidades para ayudar en la cocción de las comidas, más allá de la base y el sistema de apertura/sellado. Por otro lado, las más económicas se limitan a ofrecer prestaciones básicas de la olla a presión universal.

En cualquier caso, este dispositivo debe estar fabricado en acero inoxidable o aluminio, una estructura por lo general económica.

Nuestro consejo : está más que claro que una olla a presión es un complemento necesario en toda cocina. Para elegir la indicada, debes tener en cuenta tu experiencia con este tipo de productos, el uso que le darás, la calidad de fabricación, las funcionalidades en relación a su precio, y siempre prestar atención a las opiniones de los consumidores.

¿Cómo usar una olla a presión?

Cocinar con olla a presión puede parecer difícil, pero lo cierto es que solo se necesita un poco de práctica para dominar el sistema de seguridad, abrir y cerrar la tapa sin problemas y medir los tiempos de los alimentos para evitar sobre cocción o desmontar la olla antes de tiempo.

Paso a paso para utilizar una a presión correctamente:

  • Abrir y cerrar la olla: para abrir la tapa después de cocinar los alimentos, se debe esperar unos minutos hasta que el vapor salga por las válvulas naturalmente. También puedes utilizar una cuchara para levantar suavemente el contrapeso y facilitar la despresurización. En el sistema universal, cuando la presión se haya liberado totalmente, debes alinear los mangos, presionar el botón de apertura y girar la tapa hacia la derecha. Por otro lado, si se desea cerrar la olla, hay que alinear las marcas grabadas en la tapa con las marcas del mango y luego girar hacia la izquierda hasta sentir el enganche entre las dos partes de la olla. Siempre debes fijarte en el manual de usuario, pues los sistemas de apertura/sellado pueden presentar ligeras variaciones.
  • Cantidad de agua: antes de encender las hornillas, ya debes haber colocado agua en el interior del contenedor. Como regla general, se debe llenar hasta ⅔ de la capacidad total de la olla, de lo contrario, el dispositivo podría romperse. Si adquieres una olla a presión vibrante o clásica: el mínimo de líquido requerido es de una taza, con esta cantidad de agua puedes cocinar preparaciones de aproximadamente 20 minutos. Si adquieres una olla a presión de válvula: la cantidad mínima de agua es de ½ taza, con esto se pueden cocinar recetas de 20 minutos o menos.
  • Control de presión: utiliza la olla en la hornilla más grande de la cocina y deja que el recipiente se caliente a fuego alto. Después de un tiempo, el dispositivo empezará a emitir un sonido que indica que ha llegado al punto más alto de ebullición y que el vapor se está escapando por las válvulas. En este momento, debes pasar la llama a fuego lento para completar la cocción de los alimentos. Recuerda que debes conocer los tiempos de cada receta para calcular su estado dentro de la olla. Además, es recomendable utilizar un temporizador.

¿Cómo limpiar una olla a presión?

La limpieza de este tipo de ollas no dista mucho de las cacerolas convencionales, pero es necesario seguir algunas recomendaciones:

  • Evita que los restos de comida se queden adheridos en las válvulas o filtros de escape.
  • Debes limpiar el contenedor con una esponja no abrasiva y detergente lavaplatos común. Evita a toda costa raspar la superficie para limpiar los remanentes.
  • Puedes desprender con mayor facilidad la comida si agregas agua caliente y jabón al interior de la olla. Por supuesto, la tapa debe estar abierta y las hornillas apagadas.

Ultima actualización el 11 de octubre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5