3 recetas fáciles y rápidas para hacer al horno o mini-horno

Cocinar al horno es una opción muy sana y que nos ofrece mucha variedad de platos. Además, en muchos casos, nos permite ahorrar tiempo, ya que solo tenemos que preparar los alimentos, meterlos al horno y esperar a que estén listo, mientras podemos hacer otras tareas.

Si quieres aumentar la cantidad de platos que preparar al horno, bien sea con un horno convencional o con un mini horno, echa un vistazo a estas tres recetas que te sugerimos. Son fáciles y rápidas de preparar, a la par que deliciosas.

Nuestras recetas fáciles al horno

Salmón con espárragos

Cocinar pescado al horno es muy sencillo y le da un sabor especial. Además, es un plato que nunca falla, sea el tipo de pescado que sea. En este caso, vamos a preparar un salmón y puedes hacerlo tanto en un horno convencional como en un mini horno.

Ingredientes

  • 2 lomos de salmón
  • 150 g de espárragos
  • Media cebolla
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Sal y perejil

Preparación

Antes de empezar, pon a precalentar el horno a 200º C. Luego, corta la cebolla y los espárragos a trocitos y ponlos en la bandeja del horno. Alíñalo con AOVE y un poco de vino blanco.

A continuación, coloca encima los dos lomos de salmón y vuelve a sazonar con el AOVE, la sal y el perejil al gusto (puedes utilizar otras hierbas o especias si lo prefieres). Mételo en el horno y déjalo cocinar durante unos 10 minutos.

Comprueba si ya está listo. En caso de que no esté, déjalo unos minutos más. Si ya está bien cocinado, empátalo y ¡a disfrutar!

Pollo al estilo italiano

Un clásico que no puede faltar en un recetario para horno es el pollo, sea en la forma que sea o con el acompañamiento que queramos. Por eso, hemos seleccionado esta receta con un toque especial italiano, que nunca puede quedar mal.

Ingredientes

  • 4 muslos de pollo con la pierna
  • 500 g de tomates cherry
  • 8 patatas medianas
  • 2 cebollas
  • 1 taza de caldo de pollo
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Tomillo fresco
  • Sal y pimienta

Preparación

Antes de nada, pon a precalentar el horno. Mientras, pela las patatas y córtalas en trozos no muy pequeños. Pela y corta las cebollas también. Coloca los trozos en un bol y añade el tomillo, un par de cucharadas de AOVE, la sal y la pimienta y mézclalo todo bien. Así, conseguirás que las patatas y la cebolla se impregnen bien con el aceite y las especias.

Coloca estos ingredientes en una bandeja para horno que sea algo profunda y añade el caldo de pollo. Sazona el pollo a tu gusto con sal y pimienta y ponlo en medio de la bandeja. Luego, mete la bandeja al horno a 220º C durante unos 40 minutos.

A continuación, añade los tomates cherry, que queden bien esparcidos por toda la bandeja, y déjalo otros 10 minutos en el horno. Retira la bandeja del horno. Con cuidado, ve cogiendo los tomates cherry y mételos en un recipiente para batirlos junto con un par de cucharadas de AOVE.

Finalmente, sirve los platos con las cantidades de cebolla, patatas y pollo que quieras y añade la salsa de tomate por encima. ¡Ya tienes tu pollo al estilo italiano listo para comer!

Pasta con feta y cherry

Aunque para esta receta vamos a necesitar acudir a la cocina tradicional para hacer la pasta, el resto es todo en el horno. Así que, prepárate para conocer una receta de pasta que te dejará con ganas de más.

Ingredientes

  • 200 g de pasta
  • 1 bloque de queso feta
  • 500 g de tomates cherry
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Sal, pimienta y albahaca fresca

Preparación

Primero, enciende el horno para que se vaya calentando. A continuación, pela y corta los dientes de ajo en 2 o 3 trozos. En una bandeja para horno, pon los tomates y los trozos de ajo y añade un poco de AOVE, sal y pimienta y muévelo todo para que los ingredientes se empapen bien.

Después, coloca el queso feta en el centro, rocíale un poco de aceite y sazónalo. Mete la bandeja al horno a 200º C durante unos 35 minutos o hasta que veas que los cherrys están blandos. Mientras, pon agua a calentar para cocer la pasta.

Cuando esté listo el queso y los cherrys, saca la bandeja del horno y mézclalo todo. Puedes ir deshaciendo el queso y los tomates para que se cree una salsa con ambos ingredientes. Si prefieres que sea algo más cremosa, puedes añadir un poco de agua de la cocción de la pasta.

Finalmente, añade la pasta a la mezcla y vuelve a removerlo todo. Sirve la cantidad que quieras en un plato, coloca un poco de albahaca en cima y listo.

Ultima actualización el 16 de octobre del 2021