Hacer gofres sin gofrera: nuestros consejos

Si te apetece merendar un par de gofres acompañados de fruta, nata o chocolate y no tienes una gofrera en casa, no te preocupes, porque es posible preparar este dulce sin este aparato con otros utensilios o aparatos que tengamos en casa.

En este artículo, vamos a explicarte cómo se pueden hacer deliciosos gofres sin la necesidad de comprar una gofrera. Te damos varias alternativas, para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Echa un vistazo!

Hacer gofres con una sandwichera

Seguro que tienes una máquina para hacer sandwiches en casa. Pues puedes darle una nueva utilidad que quizás no conocías todavía: hacer gofres. La base del funcionamiento de ambos aparatos es muy similar, así que podrás conseguir un buen resultado.

Para ello, una vez tengas lista la masa para gofres, engrasa un poco la superficie de cocción de la sandwiches y añade la cantidad de masa o mezcla necesaria en el hecho donde iría el pan de sandwhich. No hace falta que rebose. Cierra la sandwichera, enchúfala y espera a que te avise de que está listo.

Cuando lo haga, ábrela y comprueba con cuidado que están ya listos. Para que estén bien cocidos, los gofres tienen que estar dorados y crujientes por fuera y blandos o cuajados por dentro. Si ves que ya están, retíralo con una espátula, emplátalo y añade los toppings que más te gusten. No tendrás los agujeritos típicos, pero el sabor será igual de bueno.

Hacer gofres con una sartén

Si no cuentas con una máquina de sándwiches, no te preocupes, porque te lo ponemos todavía más fácil. Solo necesitarás una sartén y un pequeño molde metálico (similar a los que se usan para emplatar algunos platos).

Para empezar, engrasa bien la sartén y ponla al fuego, que no este muy alto. Engrasa también el molde y ponlo en la sartén. Luego, añade la masa hasta tener el grosor que te guste. Alrededor de 1,5 cm estaría bien. Si quieres que el gofre tenga un poco más de aspecto al tradicional, puedes usar un cuchillo o un utensilio similar para hacer los cuadrados en la masa (una vez esté unos 30 segundos en la sartén).

Cuando veas que ya se está haciendo por ese lado, deberás separar el gofre del molde. Si ves que se te resiste un poco, puedes ayudarte de un cuchillo fino. Cuando hayas retirado el molde, voltea el gofre con una espátula y deja que se haga por el otro lado. Cuando veas que ha conseguido la consistencia deseada (crujiente por fuera y blando por dentro), retíralo de la sartén, colócalo en el plato y acompañado con lo que más te guste.

Ultima actualización el 16 de octobre del 2021