Máquina de pasta manual o automática: ¿cuál elegir?

En el mercado actual, existen dos tipos de máquinas para hacer pasta: el modelo manual y el modelo eléctrico. Ambos tienen la misma funcionalidad y buscan el mismo resultado. Ahora bien, no son pocas las diferencias que hay entre ambas.

Si estás pensando en comprar una y no tienes claro todavía que modelo se acoplará mejor a tus habilidades o necesidades, te recomendamos que le eches un vistazo a este artículo, pues te contamos las características de cada tipo de aparato.

Los dos tipos de máquina de pasta

Máquina de hacer pasta manual

Este modelo es el que no utiliza ningún sistema eléctrico, bien sea con batería o conectado a la luz, para su funcionamiento. Como su nombre indica, se hace todo el proceso de manera manual. Por lo tanto, tendrás que hacer tú la mezcla de los ingredientes y, a continuación, preparar la masa para pasarla por la máquina. El proceso no es tan complicado como pueda parecer.

En comparación con la automática, una de las grandes ventajas de la manual es el tamaño compacto que tiene. Además, muchos modelos se pueden desmontar. Por lo tanto, te será muy fácil guardarla en cualquier lugar de la cocina sin que ocupe demasiado espacio.

Otra característica de estos modelos es que están hechos con materiales resistentes. Normalmente, son de acero inoxidable. Por eso, son muy duraderas y te acompañarán durante mucho tiempo. Además, según el modelo, tiene varios tipos de piezas para hacer pastas de distintas formas, aunque, por lo general, con menos opciones que las automáticas.

Por último, este modelo, aunque requiere de un poco más de conocimiento o técnica, te hará sentir mayor satisfacción cuando tengas tu plato de pasta listo para comer, pues habrás hecho tú todo el proceso.

Máquina de hacer pasta automática

Por otro lado, tenemos el modelo automático o eléctrico. En este caso, la máquina funciona de manera independiente durante todo el proceso de hacer pasta. Por lo tanto, no es necesario que tengas conocimientos previos sobre este tipo de preparaciones. Lo único que tendrás que hacer es seguir bien las indicaciones de las cantidades de los ingredientes.

Una de las grandes ventajas de este modelo, además de la autonomía del aparato para funcionar, es que es muy rápido de utilizar. Con unos 15-20 minutos, tendrás lista tu pasta para pasar a cocinarla con una de tus recetas preferidas.

Además, estos modelos suelen contar con recipientes bastante amplios para hacer pasta hasta para 4 personas, así como con distintos discos o funciones para hacer varios tipos de pasta: macarrones, espaguetis, tallarines, espirales, incluso canelones.

En resumen, esta máquina es una opción más rápida, fácil de usar y con más variedades (dependiendo del modelo) que la manual. Por lo que, dependiendo de tu experiencia y gustos, te convendrá más que la anterior o no.

Ultima actualización el 13 de mai del 2021