Las mejores recetas de sopas para este invierno

Durante el invierno, las sopas son una forma ideal de contribuir a la buena salud de toda la familia, ya que están repletas de verduras y son fáciles y económicas de preparar.

Se pueden preparar como comidas rápidas entre semana para los días en los que te apetece algo más ligero, o como entrantes para cenas. Toma nota de las siguientes recetas de sopas para este invierno y prepárate para disfrutar del máximo sabor.

Minestrone

La minestrone, una de las bases de la cocina tradicional italiana, es una sopa espesa, elaborada con las verduras de la temporada. Hoy en día, aunque no hay una receta fija para este plato y cada región tiene su propia versión, los ingredientes más comunes son caldo, cebollas, tomates, apio, zanahorias y legumbres.

Las verduras se cortan y se cuecen a fuego lento durante bastante tiempo, pero no deben ponerse blandas. Puedes utilizar una olla programable y el resultado será espectacular. Por último, se puede añadir pasta o arroz para completar este plato de invierno.

Berza de acelgas

La berza de acelgas es un guiso campesino tradicional andaluz. El plato suele prepararse con una combinación de magro de cerdo, panceta, pimentón, nuez moscada, mejorana, alubias blancas, acelgas o espinacas, manteca de cerdo y chorizo.

La carne de cerdo adobada, el chorizo, las acelgas (o las espinacas) y la manteca de cerdo se colocan en la olla y se cuecen a fuego lento hasta que la carne se ablande y se evapore la mayor parte del líquido. Este guiso se sirve en platos hondos, con pan para mojar la salsa.

Sopa de almendras

La sopa de almendras es una sopa tradicional que se elabora con almendras peladas, ajo, pan duro, aceite de oliva, caldo, pimienta en grano, azafrán, comino o canela y vinagre o zumo de limón. Las almendras se fríen con el azafrán, el ajo y el pan, y luego se mezclan con el comino, los granos de pimienta, el vinagre y el caldo.

La combinación se mezcla con el caldo restante y se lleva a ebullición en una olla, aunque también se puede usar un robot de cocina. Después de hervir un poco, la sopa se adorna con almendras tostadas, menta picada o picatostes.

Sopa de tomate portuguesa

Como en muchos otros países del mundo, la sopa de tomate también se encuentra en la cocina tradicional portuguesa. Esta receta se elabora con tomate, cebolla y ajo. Los ingredientes se saltean lentamente en aceite de oliva, se cuecen en agua y, en ocasiones, se hacen puré y se espesan con harina. Los portugueses suelen servirla con huevos escalfados y picatostes crujientes.

Ultima actualización el 12 de avril del 2021