¿Cómo cocinar sin desperdiciar comida?

En muchos hogares se desperdicia demasiada comida cada mes. Reducir el desperdicio de alimentos no es solo una cuestión de bolsillo, sino también de tierra, agua y energía. Y cuando esos residuos acaban en un vertedero, crean gas metano, un gas de efecto invernadero que es más potente que el dióxido de carbono.

Si gestionamos los alimentos de forma sostenible y reducimos los desperdicios, podemos ayudar a tender un puente en nuestras comunidades a quienes no tienen suficiente para comer y a conservar los recursos para las generaciones futuras. ¿Quieres saber cómo cocinar sin desperdiciar comida? Aquí tienes algunos consejos que te serán de ayuda.

Lleva un registro de los desperdicios

Si te tomas en serio lo de desperdiciar menos comida, llevar un registro de los desperdicios de alimentos es un primer paso que te ayudará a tomar conciencia del problema. Al tener una idea clara de lo que se desperdicia y por qué, podrás decidir mejor en qué aspectos podrías ajustar tus hábitos.

Planifica bien las compras

Hacer una lista de la compra pensando en las comidas semanales, te permitirá ahorrar dinero y tiempo, así como planificar mejor tu dieta para comer más sano. Si no compras más de lo que piensas utilizar, será más probable que se mantenga fresco y lo utilices todo.

Haz tu lista de la compra en función de las comidas que vayas a hacer en casa. ¿Comerás fuera esta semana? ¿Con qué frecuencia? Planifica las comidas de la semana antes de hacer la compra y compra solo lo necesario para esas comidas.

Recuerda mirar primero en la nevera y en la despensa para evitar comprar alimentos que ya tienes, haz una lista cada semana de lo que hay que utilizar y planifica las próximas comidas en torno a ello.

Consejos de preparación

Conviene preparar los alimentos perecederos poco después de hacer la compra. Así ahorrarás tiempo, esfuerzo y dinero. Cuando llegues a casa después de la compra, tómate el tiempo necesario para lavar, secar, picar, cortar y colocar los alimentos frescos en recipientes de almacenamiento transparentes para poder cocinar fácilmente.

Congela los alimentos como el pan, la fruta en rodajas o la carne que sabes que no vas a poder comer a tiempo. Reducirás tu tiempo en la cocina preparando y congelando las comidas con antelación.

Si tienes una buena olla programable, podrás añadir todos los ingredientes de tu receta y olvidarte de la preparación. La tendrás lista a la hora programada para comer en ese momento o congelarla para otra ocasión.

Reutiliza las sobras

Ten en cuenta los ingredientes viejos y las sobras que necesitas utilizar. Desperdiciarás menos y puede que encuentres un nuevo plato favorito. ¿Tienes productos a punto de echarse a perder? Puede que aún estén bien para cocinar. Si tienes un robot de cocina, puedes procesar esos ingredientes y convertirlos en nuevos platos. Piensa en sopas, guisos, salteados, salsas, productos horneados, tortitas o batidos.

Ultima actualización Mi-Robot-Cocina.es el 06 de décembre del 2021