Licuadora o exprimidor de zumo: ¿cuál elegir?

Si sueles disfrutar de batidos o zumos hechos en casa, puede que ya tengas o estés pensando en comprar una licuadora o un exprimidor de zumo. Ahora bien, ¿cuál de los dos deberías comprar? ¿Son necesarios ambos? ¿Para qué sirve cada uno?

En este artículo, vamos a intentar resolver todas esas preguntas y otras dudas que te puedan surgir. Así, con suerte, al acabar de leerlo tendrás una idea más clara de qué aparato te conviene más para tu uso particular. ¡Vamos a ello!

Diferencias entre licuadora y exprimidor

Para empezar, hay que tener en cuenta las funciones que hacen cada tipo de aparato. Por un lado, tenemos el exprimidor. Este es un aparato bastante sencillo que, como su nombre indica, te sirve para exprimir el jugo de algunas frutas. Y este es el apartado más importante, por la forma en la que está hecho, solo lo podrás utilizar para sacar el zumo de cítricos (naranjas, mandarinas, pomelos, limones…).

Por otro lado, con la licuadora le podrás sacar el jugo a cualquier fruta o verdura, sin restringirte solo a los cítricos. Por eso, si tienes la idea de hacer batidos o smoothies variados con frutas y verduras de todo tipo, la licuadora será la opción óptima. Eso sí, ten en cuenta que tendrás que hacer el trabajo de pelar y trocear la mayoría de ingredientes.

Ahora bien, el exprimidor es mucho más sencillo de utilizar, sobre todo los modelos eléctricos, y, por ende, es más fácil de limpiar. Así que, si tienes claro que solo vas a consumir zumos hechos de cítricos, el exprimidor será tu mejor aliado en la cocina.

Por otro lado, debes tener en cuenta que, de forma general, el exprimidor tiene la capacidad de retener la pulpa mientras estás exprimiendo la fruta, cosa que la licuadora no hace. Por lo tanto, si no te gusta que tus zumos conserven la pulpa o quieres decidir tú qué cantidad añades, quizás debas optar por el exprimidor.

Finalmente, otro criterio que también es interesante, sobre todo si tienes un presupuesto algo ajustado, es el precio. En el caso de las licuadoras, suelen ser más elevados, ya que son aparatos más grandes y con alguna que otra función más. Mientras, en el lado de los exprimidores, tendrás dos opciones principales, los más baratos, que serán los modelos manuales, y los que son un poco más caros, que son los modelos eléctricos.

Ultima actualización el 12 de avril del 2021