Yogur industrial y yogur casero: todo lo que debes saber

Si eres alguien a quien le gusta el yogur o lo consume con mucha frecuencia, puede resultar interesante conocer la información sobre el yogur casero y el yogur que sueles comprar en un supermercado o tienda de alimentación.

Si quieres conocer las características de cada tipo, así como las ventajas o desventajas, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo, pues hemos recopilado la información más relevante e interesante sobre ambos.

Las diferencias entre el yogur industrial y el yogur casero

Yogur industrial

Consumir yogur con frecuencia es beneficioso, pero dependiendo del tipo de yogur que sea. En el caso del que compras en las tiendas, debes fijarte en varias cosas para saber que estás adquiriendo un producto de calidad que te aportará beneficios y no al revés. Son tres los factores que deberás tener en cuenta con estos yogures.

Primero, la calidad de la leche. En la gran mayoría de ocasiones, se utiliza leche de mala calidad para poder llegar a producto estos productos en mayores cantidades. Lo mejor es que provenga de vacas criadas en buenas condiciones y con alimentación de calidad, sin alimentos genéticos ni nada por el estilo.

Por otro lado y relacionado con el punto anterior, es importante que te decantes por yogures orgánicos. Estos son los elaborados con vacas bien alimentadas en pastos. De lo contrario, puede que en el yogur haya trazas de maíz transgénico o soja.

Por último, debes fijarte en los endulzantes utilizados e ingredientes similares, como los colorantes o los sabores artificiales. Un buen yogur no necesita tener ningún tipo de azúcar (sin importar el nombre que le den, pues lo suelen enmascarar con nombres como sirope o jarabe), colorante o sabor artificial. Por eso, es importante huir de los yogures con sabores de frutas o de cualquier tipo. Es mejor comprar un yogur natural (sin azucarar, por supuesto) y ponerle luego tú la fruta que quieras.

Yogur casero

Por otro lado, tenemos el yogur casero que puedes hacer tú si te decides a comprar una yogurtera. Este yogur tiene varias ventajas y beneficios frente al yogur que sueles encontrar en una tienda o supermercado.

En primer lugar, sabes al 100 % qué ingredientes lleva, ya que los has elegido y hecho tú desde el principio. Esto incluye utilizar leche de calidad y no añadir edulcorantes o sabores artificiales. Si quieres un yogur con sabor a fresa, solo tendrás que añadir fresas, con sabor a piña, tendrás que añadir piña, etc.

Además, hacer este tipo de yogures es muy sencillo y la yogurtera hace prácticamente todo el trabajo por ti. Asimismo, estarás reduciendo el uso de plásticos innecesarios, pues no tendrás que usar y tirar los vasitos del yogur que, en la grandísima mayoría de veces, son de plástico.

En resumen, puedes consumir yogur comprado en una tienda y que sea de calidad, pero debes fijarte en los aspectos fundamentales para asegurarte de que no estás comiendo cosas nocivas. En cambio, en el caso de los yogures caseros, tú decides los ingredientes, por lo que la calidad está asegurada.

Ultima actualización el 13 de mai del 2021