Pastelería en casa: nuestros consejos para principiantes

La pastelería puede ser una afición muy divertida, pero también es una ciencia que se ve muy afectada por muchos factores que pueden echar a perder tu receta. No obstante, no es imposible hacer repostería en casa que parezca y sepa como el trabajo de un profesional.

Tanto si eres principiante en el uso de la batidora como si ya tienes algunas nociones de pastelería, aquí tienes trucos de repostería que seguramente te ayudarán, sobre todo si estás empezando en este mundillo.

Cíñete a las recetas

Lo primero y más importante que debes recordar, además de los ingredientes básicos de la receta, es seguir siempre y a toda costa la receta dada. Si te pide que precalientes el horno a 180 grados centígrados, hazlo. Si te pide que tamices la harina, hazlo. Sigue cada paso y en el orden respectivo que te pide la receta. Las recetas de postres son muy sencillas de seguir y han sido probadas antes de ser publicadas, así que confía en que el orden, pues tiene mucha importancia.

Prepara los ingredientes antes de empezar

Al igual que ocurre con cualquier otra receta, tener todos los ingredientes preparados antes de empezar tu receta te resultará mucho más cómodo. Mide bien todos los ingredientes utilizando los instrumentos necesarios y tenlos a la vista para que no se complique el proceso en mitad de la preparación. De este modo, el proceso se vuelve mucho más llevadero.

Invertir en el equipo adecuado

Si quieres empezar a hacer tus propios postres, contar con el equipo adecuado no solo hará que tu preparación sea más fácil, sino que también te asegurarás de que estás haciendo bien tu receta.

Por ejemplo, las espátulas de silicona tienen un papel muy importante en el mundo de la repostería. Desde mezclar uniformemente los ingredientes de tu pastel, pasando por asegurarte de que cada gota de masa se ha transferido al molde. Por otro lado, comprar un robot de cocina o un robot pastelero de calidad puede parecerte una inversión elevada al principio, pero son muy útiles para mezclar, amasar o batir los ingredientes de forma sencilla.

La temperatura ambiente es importante

Cuando una receta te pide que utilices un determinado ingrediente a temperatura ambiente, el más común es la mantequilla, cíñete a ella, de modo que cuando batas la mantequilla y el azúcar, el resultado sea un pastel suave y esponjoso. Las diferentes temperaturas de muchos ingredientes dan un tipo de consistencia diferente, también puede dar lugar a grumos, lo que significa que todo tu trabajo duro no va a tener el buen resultado que esperabas.

Si tienes pensado montar tu pastelería en casa, toma nota de estos consejos que te ayudarán a lograr recetas exquisitas.

Ultima actualización el 12 de avril del 2021