¿Cómo hacer un buen café al estilo italiano?

Consumir un par de tazas de café al día nos aporta muchos beneficios físicos y mentales. Ahora bien, no es lo mismo tomar café con el único objetivo de aprovechar sus beneficios, a tomar café para beneficiarnos y, al mismo tiempo, disfrutar de su buen aroma y sabor.

Por eso, es importante contar con un buen café de base y, también, saber prepararlo bien. Y es aquí donde te va a ayudar este artículo. Coge tu cafetera moka, tu café y sigue leyendo para ver cómo preparar café con una cafetera italiana al estilo tradicional italiano.

Cómo hacer el café a la italiana

Antes de nada, tendrás que moler el café. Puedes comprar café que esté ya molido, pero es recomendable elegir el que viene en grano, ya que así no pierde cualidades. Será mucho mejor moler el grano de café justo antes de prepararlo, así aprovechas todos sus beneficios y disfrutas mucho más del aroma.

Para molerlo, solo necesitarás un molinillo de café manual o eléctrico. Antes de nada, pesa o calcula la cantidad de café que según la capacidad de la cafetera. Coloca los granos en el molinillo y muélelos. El grosor de la molienda dependerá de tus gustos.

Por otro lado, llena la el depósito de la cafetera (la parte inferior) de agua hasta donde está la válvula. No la sobrepases, ya que esto afectará al proceso. Pon el depósito a calentar sin montar todavía la cafetera. Mientras, pon el café ya molido en el cacillo, sin presionar el café. Utilizar un utensilio plano para enrasar el café y que no queden huecos.

Con cuidado para no quemarte (puedes ayudarte de un paño de cocina, por ejemplo), retira la cafetera del fuego, coloca el macillo con el café sobre el depósito de agua que ya se habrá calentado un poco. Luego, enrosca la parte superior de la cafetera.

Vuelve a ponerla en el fuego, con la tapa superior abierta. La tapa se deja abierta para que con el calor, no se vaya quedando vapor de agua por la cafetera y luego se añada al café conforme vaya saliendo.

Cuando veas que empieza a salir el café por el orificio, cierra la tapa y espera. Cuando esté a punto de borbotear, retírala del fuego. El café estará ya listo para servir y disfrutar. El acompañamiento con leche o cualquier tipo de bebida vegetal o similar será al gusto de la persona que lo vaya a consumir.

Ultima actualización el 16 de octobre del 2021