Lavavajillas de libre instalación, encastrable o compacto: los comparamos

Además de ayudarnos a ahorrar agua, que es bueno para nuestros bolsillos y para el planeta, tener un lavavajillas nos facilita y agiliza la tarea de fregar los platos y los cacharros de la cocina. Así, podemos dedicarle tiempo a otras tareas más importantes.

Por eso, es muy interesante comprar un lavavajillas. Ahora bien, ¿qué tipo de lavavajillas es mejor para nuestro caso? Existen tres tipos de este aparato: de libre instalación, encastrable o integrable y compacto. Para conocer sus características principales y saber cuál se acopla mejor a tus necesidades, echa un vistazo a este artículo.

Los diferentes tipos de lavavajillas

A continuación, te dejamos con los resúmenes de cada tipo de friegaplatos que existe en el mercado. Así, podrás compararlos y ver cuál te gusta más o cual te viene mejor para tu cocina.

Lavavajillas de libre instalación

El modelo de libre instalación es aquel que puedes colocar en cualquier hueco de la cocina que te venga bien, dependiendo del espacio que tengas disponible. Lo único que debes tener en cuenta es que debe tener una toma de agua y un desagüe cerca. La ventaja de este modelo es que te da más libertad para diseñar la distribución de tu cocina.

Existen lavavajillas de libre instalación de distintos tamaños y capacidades, por lo que eso no debería ser un problema a la hora de encontrar uno que encaje en el hueco que tienes disponible o que se ajusta a tus necesidades de uso de agua.

Lavavajillas encastrable o integrable

El siguiente modelo es de los más comunes. El lavavajillas encastrable es aquel que se mete en un hueco específico creado para este electrodoméstico. Además, existen los modelos integrales que, aparte de ser encastrables, tienen el aspecto exterior del resto de muebles. Por lo tanto, pasa desapercibido.

También puedes encontrar modelos de este tipo de varios tamaños y capacidades, para dar respuesta a diferentes necesidades. Por ejemplo, los hay de 45 cm de ancho, pero también de 60 cm. Son modelos con capacidad para más de 10 o 12 cubiertos, lo que es ideal para familias numerosas.

Lavavajillas compacto

Finalmente, si sois una o dos personas en casa y no hacéis mucho gasto de cubiertos y vajilla, puede que con un modelo compacto sea suficiente. Gracias a su tamaño, este modelo lo puedes instalar en muchos más lugares, incluso encima de la encimera, si te cuadra con tu plano de la cocina.

Los lavavajillas compactos tienen tamaños de entre 45 cm y 55 cm de ancho y capacidad para varios cubiertos (es decir, para varias comidas). Son una opción interesante, también, si no dispones de mucho espacio, pero quieres hacerte con un lavavajillas para facilitarte la vida en la cocina.

Ultima actualización el 12 de avril del 2021