Guía de compra de lavavajillas: análisis y opiniones

Lavar platos es una tarea un poco tediosa, además que, si no se hace con conciencia, se puede desperdiciar mucha agua. La solución para esto pueden ser los lavavajillas integrables. Si quieres saber todo sobre estos aparatos, te lo contamos a continuación.

¿Qué es un lavavajillas?

Es un aparato mecánico que sirve para limpiar los restos de comida de la vajilla, cristalería y demás utensilios de cocina como cazuelas, tablas de cortar, cubiertos, etc.

Funciona conectado a la red de agua de un hogar y cuenta con un desagüe para botar el agua sucia.

El agua que circula en ellos tiene una alta temperatura, entre 55 y 65 grados Celsius, y utiliza detergentes fuertes para conseguir la limpieza máxima.

¿Cuál es el mejor lavavajillas?

Si quieres comprar un buen lavavajillas, echa un vistazo a las características de estos tres modelos destacados.

Balay 3VS572BP lavavajilla Independiente 13 cubiertos...
Daewoo DDW-MQ1214S Independiente 12cubiertos A++...
KLARSTEIN Reinfjord - Lavavajillas, 1850 W, Eficiente,...
Lavavajillas independiente - Balay
Lavavajillas independiente - Daewoo
Lavavajillas Reinfjord - Klarstein
Capacidad de 13 cubiertos
Capacidad de 12 cubiertos
Capacidad de 12 cubiertos
Consumo anual de agua de 2660 litros
Consumo anual de agua de 3080 litros
Consumo anual de agua de 3080 litros
Clasificación energética A++
Clasificación energética A++
Clasificación energética A+++
362,73 €
Precio no disponible
Precio no disponible
Balay 3VS572BP lavavajilla Independiente 13 cubiertos...
Lavavajillas independiente - Balay
Capacidad de 13 cubiertos
Consumo anual de agua de 2660 litros
Clasificación energética A++
362,73 €
Daewoo DDW-MQ1214S Independiente 12cubiertos A++...
Lavavajillas independiente - Daewoo
Capacidad de 12 cubiertos
Consumo anual de agua de 3080 litros
Clasificación energética A++
Precio no disponible
KLARSTEIN Reinfjord - Lavavajillas, 1850 W, Eficiente,...
Lavavajillas Reinfjord - Klarstein
Capacidad de 12 cubiertos
Consumo anual de agua de 3080 litros
Clasificación energética A+++
Precio no disponible

¿Cómo elegir un lavavajillas de calidad?

Al momento de buscar un lavavajillas encontrarás muchos modelos en el mercado. Pero es esencial que elijas uno adaptado a tus necesidades para que puedas sacarle el mayor provecho. Y para ello debes tener en cuenta ciertos factores. Estos son los más importantes a considerar.

Tamaño

Los lavavajillas regularmente se integran en la cocina, aunque son electrodomésticos grandes. Por esta razón es fundamental que tengas en cuenta su tamaño para que determines si tienes o no el espacio disponible.

Hay lavavajillas de 45 cm, por ejemplo, para espacios un poco estrechos, y otros que tienen una anchura de más de 60 cm (59,5 cm para ser exactos).

Tienes que tomarte un tiempo para hacer las mediciones, sobre todo si lo vas a instalar por primera vez. En caso de que vayas a sustituir el que tienes, entonces deberás buscar un modelo que tenga las mismas medidas.

Por otro lado, más allá del espacio donde irá integrado el lavavajillas, debes considerar el espacio extra que suelen ocupar estos aparatos al momento de abrir la puerta, por ejemplo. Este puede ser un problema si se trata de una cocina pequeña y en ese caso tu mejor opción sería apostar por un lavavajillas compacto.

Capacidad

Otro aspecto relevante a considerar es la capacidad del aparato. Para decidir sobre esto debes tener en cuenta las necesidades que tendrás respecto a su uso, el cual dependerá de la cantidad de personas que vivan en casa.

Este es el principal factor que incidirá en la capacidad que deba tener tu lavavajillas. Estos aparatos se clasifican en tres clases: los que tienen un máximo de 6 cubiertos; los que tienen de entre 7 a 11 cubiertos o de 12 a 16 cubiertos.

No obstante, debes tener en cuenta que a mayor capacidad de carga, mayor será el tamaño del electrodoméstico, así como su gasto en agua y electricidad. Por ello es importante que elijas uno de acuerdo a tus necesidades.

Clase energética

Los lavavajillas pueden ser de gran utilidad en casa, sobre todo si se trata de familias grandes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que este aparato consume bastante energía, por lo que es importante elegir uno con eficiencia energética.

Y es que de nada te servirá comprar un lavavajillas barato si este tiene un alto consumo, ya que, a la larga en lugar de ahorrar, terminarás gastando más en electricidad.

Lo mejor que puedes hacer es comprar un lavavajillas A+++. Al tener un consumo reducido de energía podrás ahorrar en la factura mensual. Por otro lado, para gastar menos agua también es recomendable que siempre utilices el aparato a plena carga. Hay modelos que además cuentan con un sensor de suciedad con el cual el electrodoméstico puede escoger por sí solo cuánto durará el ciclo de lavado.

Opciones

Dependiendo del modelo que elijas, podrás contar con más o menos opciones de uso. Lo primero que tendrás que mirar en este sentido es el número de programas con los que cuenta el lavavajillas.

Ten en cuenta que mientras más opciones tengan, mejor será su eficiencia. Uno de los programas más útiles puede ser el de lavado intenso, que se utiliza cuando la vajilla está muy sucia, o el de lavado rápido, para los casos contrarios en los que los implementos de cocina apenas están sucios.

Otras de las opciones que puedes considerar tener en este electrodoméstico es la función de cancelar y desaguar, establecer temperaturas diferentes para ciertos tipos de vajilla o cristalería, bloqueo para niños, programación anticipada del lavado, secado por aire, entre otras.

Tipo de cesta

Obviamente en el lavavajilla colocarás diferentes tipos de platos, vasos, copas y utensilios.

Y para que estos puedan ubicarse de manera segura dentro del aparato es necesario que las cestas estén adaptadas a ellos. Lo recomendable es que sean ajustables para que se puedan utilizar para diferentes elementos.

Debe haber espacios dedicados a las copas o vasos y también para los cubiertos. Estos últimos pueden resultar un problema si no tienen una cesta especial donde colocarlos. Por lo tanto, por cuestión de comodidad es fundamental que no dejes pasar esto.

Nivel de ruido

Los lavavajillas hacen ruido. Pero este no tiene porqué ser excesivamente molesto. Para evitar inconvenientes de este tipo, lo mejor que puedes hacer es elegir un modelo que cuente con un bajo nivel de ruido. Este se mide en decibelios (dB) y lo recomendable es no elegir uno que supere los 50 dB. Si quieres uno de los que se considera silencioso, debes elegir uno que tenga 48 dB como máximo.

¿Por qué comprar un lavavajillas?

Los lavavajillas industriales son comunes porque en todo negocio de hostelería son esenciales. Pero, ¿también son necesarios en casa? Hay muchas razones por las que vale la pena comprar un aparato de estos para el hogar. Si tienes espacio para instalarlo y además son muchas personas en casa, será una gran inversión.

Una de las grandes ventajas de estos electrodomésticos es que ahorran agua e incluso energía. Este sistema de lavado es mucho más eficiente que hacerlo a mano, donde se gastan aproximadamente 100 litros de agua para lavar una carga completa, así como unos 2.7 kW para calentar el agua usando el calentador. Con un lavavajillas se pueden ahorrar unos 10 mil litros de agua y hasta 300 kW al año.

Por otro lado, gracias a estos aparatos no solo te ahorrarás trabajo y esfuerzo, sino que además tu vajilla quedará muy limpia y libre de gérmenes. Y es que dado que calientan agua a altas temperaturas pueden desinfectar los platos, vasos, copas y demás utensilios.

¿Qué lavavajillas elegir?

Si quieres comprar un buen lavavajillas, te presentamos las características de los modelos más vendidos.

Indesit DFG 15B 10 EU - Lavavajilla clase...
(62)
BEKO Lavavajillas DFN05321W, 13 serv, 60, A++, bla
Lavavajillas BEKO Dfn16420x Inox A++
(35)
Oferta
Candy CDCP 6/E Lavavajillas pequeño, Altura 43,8...
(353)

¿Cuánto cuesta un lavavajillas de calidad?

Los lavavajillas tienen precios variados, ya que dependen de factores como tamaño, funciones y marca.

Debes tener en cuenta que si bien puedes encontrar algunos modelos no muy costosos, en líneas generales estos aparatos no son tan baratos. De hecho, los encontrarás siempre por encima de los 200 euros.

Un lavavajillas Teka LP8 700, con capacidad para 12 cubiertos y con eficiencia clase A+ puede costar poco menos de 250 euros. Pero si quieres apostar por un lavavajillas Balay para 13 cubiertos y con eficiencia A++ deberás gastar casi 400 euros. También los hay más costosos como el lavavajillas Bosch Serie 4 con capacidad para 14 cubiertos, con 9 programas y eficiencia A++.

Nuestro consejo: los lavavajillas son aparatos muy útiles, pero para sacarle el máximo provecho debes elegir uno adaptado a tus necesidades. Compara las características de algunos modelos para que puedas tomar la mejor decisión.

¿Cómo usar un lavavajillas?

Ya sea que tengas un lavavajillas pequeño o grande, su funcionamiento será el mismo.

Por fortuna, estos electrodomésticos son muy sencillos de utilizar y no ameritan de un conocimiento exhaustivo, más que de ciertas precauciones dependiendo del tipo de vajilla a lavar.

Lo primero que deberás hacer es eliminar todos los restos de comida que pudieran haber quedado en los platos o utensilios. Puedes hacerlo con los cubiertos o pasándole una toalla desechable. Ten en cuenta que estos aparatos tienen filtros que podrían taparse y afectar su funcionamiento.

Hecho esto, tienes que ir colocando la vajilla de manera ordenada en cada uno de los espacios destinados para cada elemento. Los platos y las tapas deben estar en posición vertical y separadas las unas de las otras. En el caso de los vasos y las cazuelas, estos se deben colocar boca abajo. La cubertería se coloca con el mango hacia abajo si el modelo tiene cestas o de lado si tiene bandeja porta cubiertos.

Se recomienda ubicar los utensilios de plástico en la bandeja superior para evitar el riesgo de deformaciones por el calor.

Los platos más sucios deben ir en la parte de abajo porque el chorro que llega desde esta parte suele ser el más potente. Luego de organizar las cosas, debes comprobar que nada bloquea las aspas antes de ponerlo en marcha.

El siguiente paso será colocar la dosis de detergente recomendada por el fabricante y añadir abrillantador si lo quieres.

Cierra la tapa y elige el programa adecuado para el lavado. Cuando termine el ciclo debes esperar 30 minutos antes de abrirlo para evitar que se formen manchas en la cristalería.

Es importante tener en cuenta que no todos los lavavajillas son iguales. Si bien esta es una forma general de uso del aparato, es conveniente que antes de usar el tuyo por primera vez eches un vistazo al manual de instrucciones. En algunos modelos los platos y vasos pueden disponerse de manera distinta.

Por otro lado, es fundamental que respetes los límites de carga. Para ahorrar agua y energía se recomienda utilizar este electrodoméstico completamente lleno, pero sin exceder su límite. Esto no solo podría dañar el aparato, sino que además no conseguirás una limpieza correcta de los implementos de cocina.

¿Cómo limpiar un lavavajillas?

La limpieza es un aspecto que no se puede pasar por alto. El filtro es uno de los sitios que más acumula suciedad, por ello debes sacarlos al menos una vez por semana y lavarlos bajo el grifo con un poco de jabón. Lo mismo debes hacer con las aspas. También deberás sacar los estantes y compartimentos para eliminar cualquier resto de comida. Puedes ayudarte con un cepillo de cerdas blandas humedecido con jabón. No te olvides de limpiar el cajetín dosificador de detergente.

Para limpiar el interior, se recomienda usar vinagre, ya que es un ingrediente que siempre se tiene en casa. Mide una taza de vinagre blanco destilado y ponla en el estante superior del lavavajillas. Si no se puede, vierte la solución en la parte de abajo. Asegúrate de que la máquina esté vacía y programa un ciclo de lavado a la temperatura máxima. La combinación de vinagre con el agua caliente desinfectará el aparato y eliminará toda la grasa y suciedad acumulada.

En cuanto a la puerta y la parte exterior, puedes usar cualquier limpiador multiusos para cocina o incluso una solución de agua y jabón, aunque en este caso debes asegurarte de enjuagar bien para evitar que queden restos de detergente. También puedes utilizar una solución hecha con ¼ de bicarbonato de sodio y un litro de agua. Este preparado te ayudará a eliminar cualquier salpicadura de comida o mancha. Finalmente seca la puerta muy bien con un paño suave.

Ultima actualización el 25 de mayo del 2020

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5