¿Qué café elegir para una cafetera italiana?

El café tiene propiedades muy beneficiosas para la salud física y mental y es recomendable consumir alrededor de un par de tazas al día (siempre y cuando no tengas contraindicaciones por alguna condición particular). Hay muchas formas de prepararlo y con distintos tipos de cafeteras.

Si te acabas de comprar una cafetera italiana, o si ya la tienes desde hace tiempo, pero no tienes claro qué tipo de café es mejor para la preparación en este utensilio, aquí te vamos a contar las claves para que puedas elegirlo.

Los mejores cafés para cafetera italiana

Existen muchísimos tipos de café en el mercado, de grano, molido, en dosis… Y, en ocasiones, puede resultar abrumador ver tanta variedad. Esto nos acaba dejando en la situación de no saber qué tipo de café elegir para nuestra cafetera, la italiana.

Antes de nada, debes tener en cuenta que es mucho mejor comprar el café en grano, para molerlo en el momento en el que lo vayas a consumir. De esta manera, conservará todas las propiedades, además de que podrías disfrutar del agradable olor del café recién molido. Esto no es muy complicado, ya que solo tendrás que tener un molinillo de café eléctrico o manual, siendo el primero más cómodo y práctico.

Dicho esto, sigue habiendo muchas variedades de café. En concreto, son cuatro los grandes grupos que puedes encontrar: café arábica o arábigo, café robusta, café libérica y café excelsa. En el primer caso, el arábigo, se engloban otras subvariedades como el moka, el Kenya AA, el Java o el Tarrazú, entre otros. Pero nos vamos a centrar en los cuatro grupos, para no complicarnos demasiado.

De estos cuatro grupos, el más recomendado es el café arábica. Pero no todos los que pertenezcan a ese grupo son igual de recomendables. Debes centrarte en aquellos que hayan tenido un proceso de tostado en el que se haya procurado mantener la mayor parte de las propiedades que tiene el grano. Así, te aseguras de que no se haya perdido nada por el camino.

¿Y cómo sabes esto sin saber de cafés? Aunque parezca algo obvio, leyendo el etiquetado del paquete, pues debe indicar el proceso de tueste que se ha llevado a cabo. Debes fijarte y decantarte por los cafés que hayan tenido un proceso de tueste natural, mejor que el torrefacto, y en el que no se le hayan añadido ningún otro ingrediente más allá del propio grano del café.

Ultima actualización el 16 de octobre del 2021