Placa de gas: análisis y opiniones

Para cocinar alimentos en su punto óptimo es esencial contar con una buena placa de cocina. Las de gas son una de las mejores por la potencia que ofrecen. Así que, si estás pensando en comprar una para tu casa, te contamos todo lo que debes saber para escoger el modelo con las características ideales para ti.

¿Qué es una placa de gas?

Las placas de gas para cocinas son las encimeras que calientan gracias a la acción de una llama visible.

Estos dispositivos se instalan sobre una superficie plana y cuentan con hornillas y quemadores sobre los cuales se colocan las ollas y sartenes. Calientan muy rápido y tienen una vida útil muy larga, sin requerir para esto excesivos cuidados.

¿Cuál es la mejor placa de gas?

Para comprar la mejor placa de gas es importante que analices las características de varios modelos. Estas 3 opciones cuentan con excelentes prestaciones.

Teka Placa de Gas butano con 4 quemadores y parrillas...
Bosch Serie 6 PCH6A5B90 hobs Negro, Acero inoxidable...
Balay 3ETG663HN - Placa de gas natural, integrable,...
Placa de gas - Teka
Placa de gas serie 6 - Bosch
Placa de gas natural - Balay
4 fogones
4 fogones
3 fogones
58 x 50 x 3,5 cm
58,2 x 56 x 4,5 cm
59 x 45 x 5,2 cm
Fabricada en acero inox
Acabada en acero inoxidable
Con quemador wok
-
102,38 €
355,07 €
263,00 €
Teka Placa de Gas butano con 4 quemadores y parrillas...
Placa de gas - Teka
4 fogones
58 x 50 x 3,5 cm
Fabricada en acero inox
102,38 €
Bosch Serie 6 PCH6A5B90 hobs Negro, Acero inoxidable...
Placa de gas serie 6 - Bosch
4 fogones
58,2 x 56 x 4,5 cm
Acabada en acero inoxidable
355,07 €
Balay 3ETG663HN - Placa de gas natural, integrable,...
Placa de gas natural - Balay
3 fogones
59 x 45 x 5,2 cm
Con quemador wok
-
263,00 €

¿Cómo elegir una placa de gas de calidad?

Los profesionales de la cocina, así como los aficionados a esta, prefieren tener una placa de gas con horno con sin él. Pero eligen el gas antes que otras opciones como la vitrocerámica porque tienen mayor potencia y para expertos culinarios la propia llama hace que el sabor de ciertas comidas sea mejor.

Si eres de los que prefiere tener una placa de gas en la cocina y está en la búsqueda de una, debes tomar en cuenta algunas consideraciones para elegir la más adecuada. Estas son las principales características a considerar.

Número y tipo de fogones

Para elegir una placa de gas adecuada para tu cocina debes considerar el número de quemadores que necesitas. Puedes encontrar placas de gas de 2 fuegos, encimeras de gas de 3 fuegos, 4, 5 y hasta 6.

La elección de una placa de fuegos a gas va a depender mucho de la persona o la familia que la va a usar. Sin embargo, uno de los modelos más usados son las placas de gas de 4 fuegos por ser el tamaño estándar, aunque si tienes una cocina grande, también se suele optar por una placa de gas de 5 fuegos.

Tamaño

Al momento de elegir el número de fogones, debes revisar el espacio del que dispones en tu cocina, ya que dependiendo de esto deberás elegir el tamaño de la placa.

Las placas de gas de 60 cm, por ejemplo, suelen ser encimeras de 4 fuegos y las placas de gas de 70 cm de 5 fuegos. Estas son placas de gas grandes, por lo que para instalarlas deberás asegurarte de contar con el espacio suficiente.

Potencia

La potencia es una de las grandes ventajas de las placas de gas. Y es que con ellas se puede regular mejor el calor, porque la llama se regula de forma manual.

Con el avance de la tecnología, cada vez hay opciones más potentes y precisas. De hecho, puedes encontrar modelos que cuentan con hasta 9 niveles de potencia para ajustar la llama.

¿Por qué comprar una placa de gas?

Decir que las placas de gas son poco estéticas, ya no es una excusa para declinar su compra. Hoy día no hay demasiadas diferencias entre una placa de gas y una eléctrica. Y es que, aunque estas tienen quemadores, hay placas de gas de cristal en su superficie y esto además de hacerlas más bonitas, facilita su limpieza.

Más allá de esto, una de las principales razones para comprar una placa de gas con plancha o sin ella, es que se trata de un modelo barato comparado con otro tipo de placas. Puedes conseguir muy buenas opciones por poco menos de 200 euros. Y así, sin tener que invertir demasiado dinero puedes disfrutar de una cocina rápida y precisa.

Por otro lado, puedes tener una placa de gas sin mandos, ya que estos modelos no tienen controles como las placas de vitrocerámica o de inducción. Solo tendrás las perillas para controlar cada fogón y esto hará que sea muy fácil de usar. Bastará con que enciendas la llama y la coloques en el nivel que necesites.

¿Qué placa de gas elegir?

Si aún no sabes qué placa de gas comprar, te presentamos los modelos más vendidos para elijas la mejor para ti.

Oferta
PLACA DE GAS INFINITON GAS419H (4FUEGOS)
Beko HIZG64101SX - Encimera Indep, 4 Fuegos, Inox,...
(116)
Zanussi ZGO68330BA Placa de gas, Gas on Glass,...
Oferta
Teka ENCIMERA HLX 60 4G AL - Placa Incorporado,...

Los diferentes tipos de placas

Ya sea que estés buscando placas de gas pequeñas o grandes, debes saber que esta no es la única opción de la que dispones en cuanto a placas de cocina. Más allá de las de gas también existen placas de inducción y de vitrocerámica, ¿cuál es la diferencia entre una y otra?

Placas de gas

Las placas de gas funcionan con este combustible para calentar y lo hacen través de la generación de una llama regulable en intensidad.

Placas de inducción

Las placas de inducción, por su parte, calientan con una bobina que se encarga de generar un campo electromagnético.

Este se transmite a los alimentos por medio del recipiente que se coloca sobre ella, el cual debe estar hecho de un material ferromagnético como el hierro o el acero.

Placas vitrocerámicas

La vitrocerámica, por su parte, tampoco funciona con gas sino con una resistencia metálica que trabaja con energía eléctrica. Su superficie es igual de lisa que las de inducción, lo que también las hace fáciles de limpiar.

Pueden alcanzar altas temperaturas, las cuales se regulan por medio de los diferentes niveles de potencia. Una de las características que las diferencias de las placas de inducción es que las zonas de cocción se iluminan en rojo cuando están encendidas.

Es importante destacar que las placas pueden funcionar con diferentes tipos de gas. Existen placas de gas butano, gas natural y también placas de gas mixtas que funcionan con ambos tipos de gas.

Nuestro consejo: ahora que conoces toda la información sobre las placas de gas podrás tomar una mejor decisión para comprar la más adecuada para ti. Recuerda que la clave de una buena elección está en la comparación de modelos.

¿Cuál es el precio de una buena placa de gas?

El precio es una de las ventajas de las placas de gas, ya que suelen ser menos costosas que las de vitrocerámica o las de inducción.

El coste de estos aparatos oscila entre los 100 y los 350 euros aproximadamente. Una placa de gas Teka, por ejemplo, puede costar un poco más de 100 euros, los modelos más sencillos. Pero una placa de gas Balay con cristal templado puede tener un precio superior a los 250 euros.

Lo que cueste también dependerá del número de hornillas y el material con el que esté hecho la cocina. Si buscas un modelo barato, puedes apostar por una placa de gas Beko como el HDCG 32220 FX que es de acero inoxidable y tiene dos fogones.

¿Cómo cocinar con una placa de gas?

Utilizar una placa de gas no es complicado, sin embargo, es fundamental tener en cuenta ciertos aspectos y tomar algunas precauciones para mejorar el uso y hacerlo más seguro. Lo primero que debes hacer es encender el quemador que necesitas y para ello deberás girar la perilla hacia la izquierda.

Algunos modelos incluyen encendido automático, el cual se consigue con una chispa que genera la misma placa. Si la placa lo tiene, pero después de 15 segundos este no funciona, no debes utilizarlo y tendrás que esperar un minuto para volver a intentarlo. En caso de que no cuente con este el sistema de encendido automático, debes hacerlo con un encendedor o cerilla. Una vez hecho esto deberás seleccionar el nivel de calor que quieras, ajustando la perilla a la posición respectiva.

Para una correcta cocción de los alimentos y un consumo menor de gas es importante que utilices ollas y sartenes con un diámetro que se adapte al tamaño de los quemadores para así evitar que la llama queme en vacío. De hecho, es por esta razón que los fabricantes incluyen quemadores de diferentes tamaños, para adaptarse a las diferentes necesidades de preparación, así como de utensilios. También es importante utilizar solo ollas con fondo plano para garantizar la estabilidad sobre las rejillas.

Para facilitar la ignición es recomendable encender primero el quemador antes de colocar el recipiente a calentar en la rejilla. Si estás calentado líquidos, se aconseja bajar la llama una vez que este entre en ebullición. Y cuando se utilizan aceites y otras grasas durante la cocción es necesario que estés atento porque si llegaran a derramarse podrían incendiarse.

¿Cómo limpiar una placa de gas?

Una de las desventajas que muchos le atañen a las placas de gas es la limpieza. Y es que estas cocinas no resultan tan sencillas de limpiar como las de vitrocerámica o las de inducción, dado que llevan quemadores, rejillas y perillas en las que se puede acumular la suciedad.

No obstante, esto no significa que las placas de gas sean muy difíciles de limpiar. Además, si haces una limpieza regular reducirás el número de veces y el tiempo que tendrás que limpiar después y será mucho más sencillo el trabajo.

Antes de iniciar lo esencial es que la encimera esté fría en su totalidad y que los controles estén en posición de apagado. Es necesario que retires los derrames y la suciedad gruesa tan pronto como sea posible para evitar que se pegue en la superficie y sea más fácil eliminarlo. Siempre debes limpiar la superficie, los quemadores y las parrillas con una esponja suave, utilizando agua y jabón. Procura no utilizar estropajos metálicos que pudieran dañar la superficie. También debes secar bien cada una de las partes antes de encender la placa de nuevo.

Dependiendo del material con el que esté fabricada la superficie que tenga tu placa, deberás aplicar algunas precauciones en su mantenimiento. Si esta es de acero inoxidable debes evitar que entre en contacto con ácidos como el limón o el vinagre. Y si esta es de cristal templado no puedes utilizar productos abrasivos ni nada que pueda rayarla.

Ultima actualización el 05 de agosto del 2020

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 3 votos - nota: 4,33 sobre 5