Pequeño electrodoméstico

Cuando todos los electrodomésticos de casa funcionan bien, no hay ningún problema. Pero cuando surge cualquier pequeño incidente con uno de ellos, te das cuenta de la importancia de estos aparatos en la vida cotidiana.


Cuando hablamos de electrodoméstico, por lo general, nos referimos a todos los aparatos y utensilios que utilizan electricidad como fuente de energía y que se destinan a la realización de tareas domésticas, ya sea en la cocina, en la lavandería o en cualquier otra parte de la casa.


Lo más normal es que relacionemos el uso de estos electrodomésticos en casa con dos tareas: la cocina y la limpieza. Dentro de la primera categoría, podemos encontrar placas de cocción a inducción o vitrocerámicas, hornos eléctricos, pianos de cocina, microondas… Por otro lado, también tenemos aparatos en casa dedicados a la limpieza como la lavadora, la secadora o el lavavajillas.


En los últimos años, otros equipos han ido apareciendo en nuestras cocinas para simplificar un poco más las tareas cotidianas. Entre ellos, se encuentran la nevera estilo americano, los robots de cocina inteligentes, los robots procesadores de alimentos, etc.