Las mejores jarras de té helado del momento

Hay una gran variedad utensilios de cocina diseñados para facilitarnos el trabajo. Entre ellos destacan las jarras de té helado. Si quieres iniciar el consumo de esta bebida en casa, lo mejor es que compres una jarra especial. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre ellas.

¿Qué es una jarra de té helado?

Una jarra de té helado no es más que una jarra térmica de capacidades variables, que puede soportar temperaturas muy bajas o muy altas, por lo general están entre los -30 ºC y 150 ºC.

Estas jarras mantendrán el té helado durante un tiempo prolongado.

Además, tienen en su tapa o boquilla superior algún elemento que evita que el contenido se derrame o gotee mientras se está sirviendo.

¿Cuál es la mejor jarra de té helado?

Si buscas la mejor jarra de té helado, te presentamos las características de 3 modelos destacados que seguramente te gustarán.

Cold Brew Coffee Maker 1l - sin BPA (hecho de Tritan)
susteas Jarra de Vidrio de 1,5 litros con Tapa Jarra de...
susteas 2,0 litros 70 onzas Jarra de Vidrio con Tapa...
Jarra de té helado - Rummershof
Jarra de té helado - Susteas
Jarra de té helado - Susteas
Capacidad de 1 litro
Capacidad de 1,5 litros
Capacidad de 2 litros
Hecha de Tritan, sin BPA
Hecha de vidrio de borosilicato
Hecha de vidrio de borosilicato
Útil para té y café
Apta para lavavajillas
Libre de BPA y sin plomo
16,80 €
19,99 €
20,99 €
Cold Brew Coffee Maker 1l - sin BPA (hecho de Tritan)
Jarra de té helado - Rummershof
Capacidad de 1 litro
Hecha de Tritan, sin BPA
Útil para té y café
16,80 €
susteas Jarra de Vidrio de 1,5 litros con Tapa Jarra de...
Jarra de té helado - Susteas
Capacidad de 1,5 litros
Hecha de vidrio de borosilicato
Apta para lavavajillas
19,99 €
susteas 2,0 litros 70 onzas Jarra de Vidrio con Tapa...
Jarra de té helado - Susteas
Capacidad de 2 litros
Hecha de vidrio de borosilicato
Libre de BPA y sin plomo
20,99 €

¿Cómo elegir una buena jarra de té helado?

En el mercado encontrarás una amplia gama de modelos de jarras. Es posible que te preguntes cómo elegir la mejor para ti porque todas parecen ser iguales. Pero aunque tengan similitudes, muchos aspectos pueden variar. Por ello, hemos analizado cuáles son las principales características que deberías considerar antes de comprar una jarra de té helado.

Material

La mayoría de las jarras de té helado están fabricadas con vidrio de borosilicato con espesores considerables y totalmente transparentes.

Además, cuentan con propiedades térmicas, ya que su principal objetivo es tolerar las bajas temperaturas. Las tapas, por lo general, están hechas de acero inoxidable y silicona para garantizar un cierre hermético.

Otras jarras pueden estar hechas con plásticos duros como el acrílico o el tritán, que son bastante resistentes. Pero las de cristal de borosilicato, además de que pueden llegar a ser tan ligeras como las de plástico, también ofrecen mayor garantía de durabilidad, calidad, higiene y soporte para un rango de temperaturas más variable.

Capacidad

Esta es una característica que va a depender mucho de cuánto espacio se disponga para almacenar la jarra de té helado dentro de la nevera.

Es por ello que antes de comprar una debemos tener esto en consideración. Estas jarras suelen tener capacidades que oscilan entre 700 y 2000 mililitros.

Mientras mayor sea la capacidad, mayores serán las dimensiones de la jarra y por ende, el espacio que ocupa en la nevera, aunque esto también dependerá de su diseño. Lo ideal es comprar una jarra para té helado con capacidad de unos 1500 mililitros, ya que estas no ocupan mucho espacio y contienen la cantidad suficiente para suministrar porciones de té que puedan alcanzar para varias personas sin necesidad de preparar la bebida nuevamente.

Diseño

Existe una gran variedad de diseños atractivos e ingeniosos para las jarras de té helado.

Además de buscar una que se adapte a tus gustos, debes tener en cuenta que su forma y dimensiones puedan adaptarse y ubicarse fácilmente dentro de tu nevera.

También es importante que disponga de un mango o asa ergonómica con un material anti resbalante y de un tamaño ideal para sujetarlo y servir de manera cómoda y segura.

Opciones

Una jarra de té helado no sirve únicamente para preparar té. Por ser una jarra térmica, también puede ser utilizada para vino, sangría, jugos, agua, e incluso bebidas calientes como el café.

Muchas de estas jarras tienen un filtro o malla incorporada en el que se deposita el té en la dosis ideal para preparar una infusión perfecta. Dicho filtro también puede ser utilizado para elaborar café y disponer de bebidas tanto frías como calientes.

Otros modelos cuentan con un seguro para bebés en la tapa y una pieza de goma médica. Este no solo garantiza un cierre hermético, sino que además mantiene la tapa asegurada para que no se caiga en el momento de verter la bebida.

Debes saber que, para facilitar el calentamiento de tus bebidas, algunas de estas jarras son capaces de utilizarse en la estufa a fuego lento o incluso en el microondas. Para hacerlo bastará con retirar la tapa previamente.

¿Por qué comprar una jarra de té helado?

Las jarras de té helado no sólo son elegantes sino también muy útiles.

Además de conservar el té a una temperatura ideal y refrescante, la jarra puede ser utilizada para múltiples bebidas heladas como la sangría, limonada, agua o jugos y con bebidas calientes como café, leche o chocolate.

Estas jarras poseen diseños que se adaptan perfectamente a la mayoría de los espacios de la nevera. Pueden tolerar las bajas temperaturas del congelador o inclusive el calor de una hornilla.

Las jarras de té helado de calidad, además de ser económicas, duraderas y fáciles de limpiar, harán que puedas preparar cualquier bebida con tu toque personal añadiendo frutas, limón u hojas de menta. Asimismo, a la hora de servir su delicioso contenido, los dispositivos de seguridad en la tapa de la jarra evitarán que se derrame ni una sola gota del líquido y que la tapa quede bien sujeta sin ningún riesgo de que pueda salirse.

¿Qué jarra de té helado elegir?

Antes de elegir un modelo en particular, te recomendamos echarles un vistazo a las especificaciones de los 3 modelos más vendidos.

VAHDAM, jarra de té helado con tapa, 50.7 oz |...
(49)
Oferta
SUSTEAS 1,3 litros Jarra de cristal sin goteo con...
(1)
Jarra de agua de cristal con tapa de acero...
TAMUME 2L Verde Jarra de Té Helado con Soporte...

¿Cuánto cuesta una jarra de té helado?

Estas jarras térmicas para té helado suelen encontrarse en precios bastante asequibles.

La variabilidad en su coste va a depender de aspectos como su tamaño o capacidad, pero también de los materiales utilizados para su fabricación, así como de la marca. Las de plástico, por ejemplo, suelen ser más baratas que las de cristal de borosilicato, pero estas últimas tienden a durar más tiempo.

Por lo general, las más económicas son las de 1 litro de capacidad y pueden costar entre 15 y 18 euros. Otras de mayor capacidad como las de 2 litros pueden alcanzar precios de hasta 24 euros. Algunas de estas jarras incluyen algunos accesorios que podrían elevar sus costes, pero la elección dependerá de tus necesidades.

Nuestro consejo: las jarras de té helado pueden ser muy útiles en la cocina. Elige una con la capacidad adecuada para ti o tu familia y asegúrate que esté hecha con materiales de alta calidad. Compara modelos con sus características y precios y podrás encontrar la mejor opción.

¿Cómo usar una jarra de té helado?

El uso de una jarra térmica de té helado es sumamente intuitivo, pero para preparar un delicioso y refrescante té helado se sugiere seguir unos sencillos pasos.

Lo primero será incorporar hielo a la jarra hasta la mitad, si se desea también puede utilizarse hielo triturado. Luego, para las jarras que poseen filtro, se le debe agregar de 3 a 6 cucharadas de té.

El próximo paso será verter agua en las cantidades correspondientes a la capacidad de la jarra. Se debe dejar reposar un par de minutos para que la infusión tome el sabor e intensidad ideal y luego bastará con girar la tapa para detener la infusión.

Si así se quiere, se le pueden agregar trozos de limón, menta o fruta a la bebida para que además de aportar nutrientes, consigas un delicioso sabor personalizado. El resto del trabajo será abrir la tapa y servir la bebida en cada vaso. El diseño de estas particulares jarras evitará que gotee y así no se desperdicia ni lo más mínimo del té helado.

¿Cómo limpiar una jarra de té helado?

Limpiar una jarra de té helado no sugiere ningún tipo de complicación. Debido a sus materiales, bastará con un poco de agua, jabón y una esponja para limpiar su interior luego de cada uso.

Si posee filtros, estos se pueden limpiar con un cepillo de cerdas suaves o simplemente con un poco de agua caliente. El mismo procedimiento se puede aplicar para la tapa de acero inoxidable o de silicón.

La mayoría de estos utensilios posee un diseño ideal para que la mano pueda introducirse sin ningún problema por la boquilla y limpiar el interior de la jarra con gran facilidad. Luego de su limpieza, esta debe dejarse escurrir y secarse bien antes de proceder a guardarla.

Ultima actualización el 06 de septiembre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5