Mejor vino sin alcohol: el comparativo

El vino de uvas sin alcohol gana cada vez más adeptos. Ya sea porque no quieres o no puedes consumir alcohol, existe una nueva gama de vinos desalcoholizados que te permiten disfrutar de esta bebida. Si quieres saber cómo elegir uno de calidad, te contamos en qué fijarte.

¿Qué es un vino sin alcohol?

El vino sin alcohol, o mejor dicho, las bebidas a base de vino desalcoholizado, se elabora a partir de un vino tradicional con alcohol.

Sin embargo, antes de ser embotellado, se filtra y se destila para separar el etanol de la bebida.

De esta manera se conservan las propiedades organolépticas, pero sin el contenido de alcohol que contiene la bebida en su estado original.

¿Cuál es el mejor vino sin alcohol del 2021?

Si quieres comprar un buen vino sin alcohol, aquí encontrarás algunas opciones que te gustarán.

Lussory Chardonnay vino blanco sin alcohol caja de 6 ud
Natureo Syrah, Vino Tinto desalcoholizado - 6 botellas...
Lussory Tempranillo - vino tinto sin alcohol caja de 6...
Vino sin alcohol - LUSSORY PREMIUM
Vino sin alcohol - Torres
Vino sin alcohol - LUSSORY PREMIUM
Lote de 6 botellas
Cosecha del 2019
Lote de 6 botellas
Botellas de 750 ml
Botella de 750 ml
Botellas de 750 ml
Cosecha del 2019
Perfecto con tapas y embutidos
Cosecha del 2015
Precio no disponible
42,60 €
34,80 €
Lussory Chardonnay vino blanco sin alcohol caja de 6 ud
Vino sin alcohol - LUSSORY PREMIUM
Lote de 6 botellas
Botellas de 750 ml
Cosecha del 2019
Precio no disponible
Natureo Syrah, Vino Tinto desalcoholizado - 6 botellas...
Vino sin alcohol - Torres
Cosecha del 2019
Botella de 750 ml
Perfecto con tapas y embutidos
42,60 €
Lussory Tempranillo - vino tinto sin alcohol caja de 6...
Vino sin alcohol - LUSSORY PREMIUM
Lote de 6 botellas
Botellas de 750 ml
Cosecha del 2015
34,80 €

¿Cómo elegir un buen vino sin alcohol?

Los vinos sin alcohol son un segmento que cada vez crece más. Por ello, al momento de buscar uno, te toparás con muchas opciones. Si quieres saber cómo elegir uno de calidad, te recomendamos prestar atención a estas características.

Tipo de uva

Al igual que en los vinos con alcohol, el tipo de uva es un aspecto importante a considerar para elegir este tipo de bebida. De hecho, puede ser incluso más importante, pues su sabor será el protagonista en ausencia del alcohol.

Recuerda que no todas las cepas aportan las mismas características gustativas u olfativas, así que debes asegurarte de elegir una que sea de tu agrado. Un buen punto de partida es evaluar las variedades que te gustan en los vinos tradicionales.

Si normalmente tomas vino Chardonnay o Sauvignon Blanc, puedes buscar un vino sin alcohol de uvas de estas variedades. Lo mismo si te gusta el vino tinto hecho con Cabernet Sauvignon; puedes buscar un vino sin alcohol que tenga como base esta cepa.

Por fortuna, la variedad de uvas que utilizan para hacer estos vinos es amplia. Algunas de las más destacadas son la uva Airén y Tempranillo, esta última autóctona de España. También hay vinos sin alcohol hechos con uva Moscatel, Syrah, Garnacha, entre otros.

Lugar de origen

También es importante que prestes atención a la región donde se cultivan las uvas y de donde proviene el vino.

Ten en cuenta cada suelo y clima aporta características a las vides, por tanto, la geografía juega un papel clave en el sabor de las uvas. Determinar si te gusta cómo sabe una variedad de uva en particular no es algo que descubres al leer una etiqueta, pero hay elementos que puedes considerar.

Por ejemplo, si has tomado vinos de una región particular, como los de La Rioja o Navarra, quizá ese sea un buen lugar para comenzar a buscar un vino sin alcohol. O si te gustan los vinos chilenos, puedes buscar opciones que vengan de las zonas vitivinícolas más destacadas de ese país. En cualquier caso, el punto es que el lugar de origen de vino puede darte una clave sobre su calidad o sobre si te gustará o no.

Elaboración

Otro punto clave en los vinos sin alcohol tiene que ver con su proceso de elaboración. Es importante que al momento de elegir uno te asegures de que sea una bebida a base de vino, al cual se le ha extraído el alcohol, y no simplemente mosto.

El mosto es lo que muchos llamarían un ‘jugo de uvas’, pues es una mezcla de tres elementos: las pieles de la uva, sus tallos y el jugo fresco. Sin embargo, para elaborar vino sin alcohol es necesaria la fermentación, que es el proceso en el que el azúcar se convierte en alcohol, lo que da como resultado el vino. Por tanto, un vino sin alcohol es una bebida que ha pasado de ser mosto a ser vino, para luego extraérsele el alcohol.

Proceso de desalcoholización

Esta tampoco es una característica que sueles encontrar en la etiqueta de una botella, pero es importante que la conozcas, pues te ayudará a determinar qué tan bueno es un vino sin alcohol.

Para desalcoholizar estas bebidas se pueden utilizar diferentes métodos. Algunos son más recomendables que otros, ya que permiten conservar mejor las propiedades del vino. Aunque cada bodega o viñedo utiliza sus propios métodos para la desalcoholización del vino, existen dos procesos principales que suelen usar. Estos son la destilación al vacío y la ósmosis inversa.

El primero es una técnica que consiste en evaporar el vino, un proceso similar a la ebullición, aunque a menor temperatura. Para aplicarlo se utiliza una cámara de vacío y aunque es un método eficaz, al evaporar el alcohol también se suelen evaporar los compuestos aromáticos agradables del vino. Por ello, algunos vinos rojos sin alcohol, blancos o rosados carecen de aromas florales.

La ósmosis inversa, por su parte, es un proceso de desalcoholización más ingenioso, pues con este se filtran los compuestos fenólicos y aromáticos de la bebida antes de que se elimine el alcohol por destilación. Después el agua restante se añade nuevamente al concentrado de vino filtrado, de manera que la bebida conserva mejor las características del vino original.

Opiniones

Al comprar un vino sin alcohol las opiniones de otros compradores son importantes.

Este tipo de bebidas pasa por un proceso de desalcoholización que debe hacerse de forma delicada y lo más eficiente posible para tratar de conservar la mayoría de las propiedades organolépticas del vino.

Esto no todo el tiempo es posible, pero no es algo que sabrás leyendo la etiqueta de la botella o buscando información en la web del fabricante. Para saber si un vino rosado sin alcohol, o un tinto o blanco, es realmente de calidad, lo mejor es que busques opiniones de otros compradores en foros o en tiendas online. Así tendrás una mejor idea sobre el producto que vas a comprar.

¿Por qué comprar un vino sin alcohol?

Aunque no es una elección tradicional, este tipo de vinos está ganando cada vez más popularidad. Lo mejor es que los vinos sin alcohol tienen beneficios muy destacados que los hacen una opción muy interesante.

Es bajo en calorías

El vino con alcohol es una de las bebidas alcohólicas que menos engordan y si le quitamos el alcohol es una opción aún más baja en calorías. Este tipo de vino tiene 3 veces menos calorías que uno convencional. Por tanto, consumir un vino sin alcohol podría ser una buena opción para quienes quieren cuidar su figura.

Es más saludable

Este vino no solo es bajo en calorías, sino que además es una bebida más saludable precisamente porque no contiene alcohol. Recuerda que el vino, gracias a la uva, es un antioxidante natural, por lo que tomarlo puede ayudar a reducir el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares. También podría contribuir a disminuir el nivel de triglicéridos.

Ideal para embarazadas y deportistas

El vino sin alcohol es ideal para embarazadas y también para deportistas, pues con él se evitan los problemas y peligros de las bebidas alcohólicas. Gracias a estas bebidas, las personas que no pueden consumir alcohol pueden seguir disfrutando de una copa de vino sin culpas ni riesgos.

Sin resaca

Otra de las grandes ventajas del vino sin alcohol es que no tendrás resaca al día siguiente. El malestar general después de tomar vino, así como el dolor de cabeza y la fatiga son consecuencias del alcohol, así que, si lo eliminas de la ecuación, también eliminarás estos problemas.

¿Qué vino sin alcohol elegir?

Aquí encontrarás una selección muy interesante con vinos sin alcohol que te gustarán.

Lussory Tempranillo - vino tinto sin alcohol caja...
Oferta
Natureo Muscat Vino Blanco Desalcoholizado, 750ml
Lussory Merlot vino tinto sin alcohol caja de 6 ud
Lussory Vino Blanco Airen -Sin Alcohol - Paquete...

Los diferentes tipos de vino sin alcohol

Los vinos sin alcohol, así como los convencionales, suelen elaborarse de varios tipos. Puedes encontrar tanto vinos tintos, como rosados o blancos.

Vino blanco

Este vino se prepara desalcoholizando el vino blanco.

Para su elaboración se utilizan uvas verdes, que son las que le dan su característico color amarillo pálido a la bebida.

Las variedades más utilizadas son Verdejo, Chardonnay, Semillón, Macabeo, Riesling, entre otras.

Vino tinto

Este vino se consigue tras la desalcoholización del vino tinto. Debe su color a las uvas utilizadas, específicamente a los pigmentos de su piel o pulpa. Suelen tener un aroma más frutal. Las uvas que se suelen utilizar para este tipo de vino son la Tempranillo, Merlot, Cabernet Sauvignon, Syrah o Garnacha.

Vino rosado

Este vino procede tras el proceso de desalcoholizar el vino rosado.

Para su elaboración se utilizan uvas tintas y blancas, pero la maceración con la piel es corta para lograr los tonos rosados.

Se pueden utilizar uvas como las de Tempranillo o las de Garnacha.

Al momento de elegir un vino sin alcohol te recomendamos fijarte en el tipo de uva utilizada, en su elaboración, proceso de desalcoholización y opiniones de otros comparadores. Comparar opciones puede ayudarte a tomar una mejor decisión.

¿Cuánto cuesta un vino sin alcohol de calidad?

Si quieres saber dónde comprar un vino sin alcohol debes saber que hay muchas opciones. Amazon es una de ellas, pues ofrece precios muy variados. Sin embargo, debes saber que el coste de este tipo de vinos depende de varios factores como la región de origen, el tipo de uva o incluso el proceso de desalcoholización utilizado.

Los vinos sin alcohol muchas veces pueden llegar a tener precios más altos que los convencionales debido a que llevan un proceso complejo para eliminarles el alcohol. El vino sin alcohol Win Crianza 12 Meses, por ejemplo, cuesta casi 20 euros la botella de 750 ml. Y el vino sin alcohol Natureo, hecho con uvas Syrah, cuesta unos 13 euros la botella.

Claro que también hay opciones más económicas como el vino sin alcohol Castillo de Salobreña o los Lussory. Otra opción asequible es el vino sin alcohol Torres, también de la marca Natureo. Sin embargo, estos cuestan alrededor de 7 euros la botella. Como ves, los vinos sin alcohol tienen precios variados; es cuestión de que consigas la mejor opción para ti según tus gustos y tu presupuesto.

¿Cómo acompañar un vino sin alcohol?

Si eliges un vino sin alcohol, debes saber que puedes acompañarlo prácticamente de la misma forma que los que son con alcohol. Es decir, un vino blanco seco, por ejemplo, marida perfectamente con mariscos cocidos, pescados o comida japonesa. Un blanco fresco es buen acompañante de aperitivos o ceviches de corvina.

Si prefieres tomar un tinto, los acompañantes varían. Uno aromático va muy bien con estofados, carnes y también con pescados, mientras que uno ligero y fresco combina bien con atún a la parrilla o con pescados grasos como el salmón.

¿Cómo airear un vino sin alcohol?

No todos los vinos necesitan pasar por el proceso de aireación.

Los que más necesitan de este proceso son los vinos tintos, que son los que pasan un tiempo superior añejándose, razón por la cual pueden tener sedimentos u olores poco agradables al abrir la botella.

No obstante, también se suele decantar el vino para ‘abrirlo’. Abrir un vino significa hacer que se desarrollen sus aromas, y esto es algo que se consigue al airearlo. En el caso de los vinos sin alcohol, este es un paso que puedes omitir o que puedes hacer en la misma copa, sin necesidad de usar un decantador. De hecho, es mejor no airearlo, a menos que un experto lo recomiende, pues los vinos jóvenes no mejoran su sabor con este proceso.

Ultima actualización el 13 de mai del 2021