Los mejores vinos tintos del momento

Son pocas las bebidas que tienen tanto aroma, sabor y textura como un buen vino. Este licor es muy popular en el mundo y una de las variedades que más se consume es el vino tinto por su calidad y polivalencia para acompañar diversas comidas.

¿Qué es el vino tinto?

Es una bebida alcohólica con aproximadamente 14º de alcohol que se elabora a través del prensado y fermentación de uvas de color tinto.

Tiene un color intenso que proviene de la piel de la fruta y su sabor es ligeramente amargo con algunos toques frutales.

El mosto que se obtiene de la uva pasa por un proceso de crianza en barricas por un determinado tiempo para aumentar su calidad.

¿Cuál es el mejor vino tinto del 2021?

Conoce 3 opciones de vino tinto de calidad del momento.

Lagunilla Reserva Vino Tinto Reserva D.O Rioja - 3...
Viña Albali Crianza Tinto D.O. Valdepeñas Vino -...
Beronia Crianza - Vino D.O.Ca. Rioja - 6 botellas de...
Vino tinto - B016BVRXN8
Vino tinto - Viña Albali
Vino tinto - Beronia
Lote de 3 botellas
Lote de 6 botellas
Lote de 6 botellas
Botellas de 750 ml
Botellas de 750 ml
Botellas de 750 ml
Cosecha del 2013
Cosecha del 2017
Graduación de 13,5 %
28,17 €
Precio no disponible
39,30 €
Lagunilla Reserva Vino Tinto Reserva D.O Rioja - 3...
Vino tinto - B016BVRXN8
Lote de 3 botellas
Botellas de 750 ml
Cosecha del 2013
28,17 €
Viña Albali Crianza Tinto D.O. Valdepeñas Vino -...
Vino tinto - Viña Albali
Lote de 6 botellas
Botellas de 750 ml
Cosecha del 2017
Precio no disponible
Beronia Crianza - Vino D.O.Ca. Rioja - 6 botellas de...
Vino tinto - Beronia
Lote de 6 botellas
Botellas de 750 ml
Graduación de 13,5 %
39,30 €

¿Cómo elegir un buen vino tinto?

No cualquiera tiene la experiencia suficiente para elegir a simple vista una buena botella de vino tinto. Son tantos los viñedos alrededor del mundo que producen esta maravillosa bebida que la variedad puede llegar a ser abrumadora. No obstante, es posible fijarse en algunos puntos claves que te ayudarán a elegir una botella de calidad.

Denominación de Origen

Cada país o incluso viñedo tiene su manera particular de elaborar el vino tinto, bien sea de forma tradicional o con procesos más complejos y modernos. Por ello, una de las formas de identificar un vino de calidad es por su sello de Denominación de Origen (D.O.).

A través de este se puede saber la región en la que se produjo y si es un vino hecho bajo los más estrictos estándares de calidad. Entre los países con más experiencia vitivinícola y que cuentan con Denominaciones de Origen de gran privilegio y reconocimiento internacional destaca España con sus vinos tintos gallegos y de la región valenciana. Otros que destacan son Portugal, Italia y sobre todo Francia, en la región de Burdeos.

En regiones de América como por ejemplo Argentina, Chile y Uruguay, la viticultura ha cobrado gran auge e innovación por lo que sus D.O. han tomado cada vez más prestigio a nivel internacional. Te recomendamos elegir vinos con Denominación de Origen reconocidas que se caractericen por su excelencia y calidad.

Tipo de uva

Para elaborar el vino tinto pueden utilizarse muchos tipos de uva que pueden hacer que la bebida varíe su sabor, textura o tonalidad.

Generalmente, las uvas se cosechan y son extraídas de lugares con las condiciones idóneas de altura, temperatura y humedad. Muchas veces el tipo de uva utilizada también está asociado a su D.O., ya que dependiendo de la región existen variedades de uva que se dan mejor debido a las condiciones climáticas.

Por ejemplo, los vinos tintos con D.O. Rioja suelen utilizar variedades de uva tinta como el Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano. Otras uvas tintas populares son la Brancellao, mejor conocida como uva gallega; Cabernet Sauvignon; Merlot y Malbec, utilizadas por muchos viñedos con D.O. Francés; Pinot Noir, que se da en climas fríos; y la uva Sangoviese de origen italiano.

Cada variedad de uva tiene sus propias propiedades organolépticas que le dan cierto distintivo a al vino tinto. Por ello, vale la pena conocer los tipos de uva más populares e ir probando una diferente cada vez hasta dar con la que más se asemeje a tus gustos.

Año de la cosecha

Otro aspecto importante a evaluar a la hora de comprar un vino tinto es el año de la cosecha o edad del vino.

En este aspecto, puedes encontrar vinos jóvenes con sabores más frescos y ligeros que es recomendable consumirlos en el mismo año o máximo 12 meses luego de que han sido embotellados. El año de la cosecha es fácilmente apreciable en la etiqueta de todos los vinos tintos.

Por otro lado, también existe el vino tinto de crianza o gran reserva que permanecen más tiempo almacenado en barricas de madera de roble y que toman un sabor y aroma más complejos. Estos son ideales para quienes tienen gustos refinados y una mayor experiencia en el consumo de esta bebida.

Ocasión

El momento en el que tienes pensado tomar una copa de vino tinto también es un factor decisivo para la elección.

A pesar de que el vino es una bebida perfecta para cualquier ocasión, existen variedades que van mejor para una cena romántica, una tarde en familia, una reunión con ejecutivos de la empresa o incluso puede elegirse de acuerdo a la comida o postre que vayas a probar.

El vino tinto afrutado o joven puede resultar perfecto para compartir en familia una tarde cualquiera, mientras que los vinos de crianza más secos pueden ser utilizados en ocasiones especiales. Por otro lado, los vinos gran reserva que tienen más tiempos de maduración pueden ser el regalo perfecto para aquellas personas que saben apreciar un buen vino.

También conviene saber qué tipos de vinos quedan mejor para maridar según el tipo de alimento, ya que el licor puede reforzar los sabores y contribuir a que el paladar disfrute de mejores sensaciones. Siempre podrás elegir una variedad de tinto perfecto para cada ocasión.

¿Por qué comprar un vino tinto?

Hay muchas razones por las cuales conviene tener una botella de un buen vino tinto en casa. Y es que esta bebida es la opción perfecta para compartir con familiares y amigos sin importar la ocasión. Además, puedes disfrutar de sus propiedades bebiéndolo solo o combinándolo con tus comidas preferidas.

Deja buenas sensaciones

El buen sabor y aroma de un vino tinto bueno es incomparable. Es una bebida para deleitar los paladares más exquisitos e incluso los no conocedores pueden disfrutarlo. El vino tinto tiene fragancias que recuerdan a los frutos rojos del bosque y a la propia uva. Además, dejan en la boca notas profundas e intensas que van variando a medida que el licor avanza por la lengua.

Combina con diversas comidas

El vino tinto es una de las bebidas más versátiles para su maridaje gastronómico.

Puedes comer pollo con vino tinto, pero también con pescado, carnes rojas, ensaladas, entremeses o incluso con postres como el chocolate o el helado. Y es que son muchas las personas que acostumbran a acompañar sus almuerzos y cenas con un par de copas de vino tinto.

Por si fuera poco, el vino tinto también suele utilizarse como ingrediente que le aporta un toque especial de sabor a las comidas. De hecho, son muchas las recetas con vino tinto que los chef más destacados utilizan para su cocina.

Puede ser beneficioso para la salud

Entre las propiedades de esta bebida destaca una mejora significativa en el estado de ánimo. Además, beber una copa de vino tinto al día podría ayudar a las personas a disminuir los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que el vino tinto conserva propiedades antioxidantes de la uva y muchas de sus vitaminas y minerales.

¿Qué vino tinto elegir?

En este apartado puedes observar algunos de los vinos tintos más vendidos del momento.

Estuche 2 Viña Pomal Terruño Centenario Reserva...
Antaño Crianza - Vino Tinto D.O Rioja - Pack de...
Oferta
Marqués de Riscal - Vino tinto Reserva...
(40)
Oferta
Viñas Del Vero Tinto Cabernet-Merlot - Vino...

Los diferentes tipos de vino tinto

Existen distintos tipos de vino que pueden clasificarse, bien sea por su método de elaboración, su sabor y aroma característico, sus grados de alcohol o incluso por su tiempo de cosecha y consumo. Estas son algunas de las variaciones más conocidas.

Vino joven

Es un vino tinto suave, fresco y de sabor ligero debido a que sus tiempos de producción son considerablemente cortos. Estos tienden a salir al mercado aproximadamente a los 5 meses después de su cosecha y no suelen ser madurados en barricas, sino que se embotellan directamente luego de obtener el mosto fermentado.

Vino de crianza

Este tipo de vinos son envejecidos por aproximadamente 2 años, pues pasan por periodos de maduración en barricas de madera de al menos 6 meses. Se almacenan con condiciones de temperatura y humedad controladas para consolidar sabores y aromas un tanto más complejos que el de los vinos jóvenes.

Vino de reserva

Es un tipo de vino tinto seco de mejor calidad que los de crianza y son añejados un mínimo de 3 años.

Su tiempos de maduración en barricas es de prácticamente el doble que el de los vinos de crianza, por lo que la maceración hace que en el vino se asienten sabores y aromas más intensos.

Tienen una acidez moderada y textura densa que los hace ideal para degustarlos.

Vino gran reserva

Este tipo de vinos son los de mayor calidad y precio del mercado. Pueden llegar a pasar hasta 5 años madurando con procesos que son monitoreados de manera rigurosa. Los vinos gran reserva deben pasar al menos 18 meses en barricas de roble francés de la mejor calidad. Su sabor, aroma y textura son mucho más apreciables y duraderos.

Vinos afrutados

Es un tipo de vino tinto dulce con una acidez moderada.

Por lo general, son vinos jóvenes con sabores que recuerdan a los frutos del bosque o la vainilla. Son ideales para tomarlos solos o para acompañar aperitivos y postres.

Suelen utilizarse uvas como el Tempranillo o la Garnacha para su elaboración y toman sabores que recuerdan a la frambuesa, mora o la cereza.

Vino especiado

Estos vinos suelen consumirse durante las temporadas más frías y para su elaboración se le añaden ingredientes extras que le proporcionan sabores y fragancias distintivas. Por lo general, se utiliza canela, clavo, anís o limón como especias. Este tipo de vino tinto es un tanto tradicional en eventos sociales.

Vino sin alcohol

Son vinos tintos que pasan por procesos de desalcoholización complejos llevados a cabo por los enólogos luego de que el producto ya está terminado.

Son perfectos para quienes quieren disfrutar del buen sabor de los vinos, sin la necesidad de ingerir alcohol. Entre los métodos más utilizados para preparar el vino tinto sin alcohol se destaca la ósmosis inversa.

Sangría

Es una bebida cuyo contenido es 50 % de vino tinto y el resto son especias o zumos de frutas como el limón o la naranja. Tiene un sabor dulce y es perfecto para fiestas y reuniones sociales. Por lo general, queda mejor cuando se deja macerando al menos 15 minutos con trozos de fruta como la piña, manzana, naranja, limón, entre otras.

Si estás buscando un vino tinto de calidad te aconsejamos que te fijes en su Denominación de Origen, el tipo de uva con el que está elaborado y el tipo de vino según el año de cosecha y tiempo de maduración. Por último, toma en cuenta la ocasión en la que beberás el vino.

¿Cuánto cuesta un vino tinto de calidad?

El coste de los vinos tintos puede variar según la marca o Denominación de Origen, la variedad de uva utilizada, el año de la cosecha y sobre todo el tipo de vino. Un vino tinto bueno y barato de crianza como el Mayor de Castilla con D.O. Rivera puede adquirirse por menos de 6 euros la unidad.

Por otro lado, un vino tinto caro como los reserva o gran reserva de Pradorey pueden alcanzar costes por encima de los 40 euros la botella. Otros como el vino tinto Ribera del Duero o vinos tintos de Valencia, hechos con uvas de Tempranillo, pueden conseguirse en Amazon en packs de 6 unidades de 0,75 l, cada una en costes de aproximadamente 30 euros.

En el caso de los vinos chilenos de buena calidad, como por ejemplo el vino tinto Gato Negro Cabernet Sauvignon, tienen precios cercanos a los 16 euros el pack de 3 botellas. Los vinos franceses de gran prestigio como el de viñedos como Château Margaux pueden tener costes que fácilmente superan los 200 euros.

Estos utilizan uvas como Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc o Petit Verdot y sus productos tienen costes promedios de hasta 800 euros por botella.

¿Cómo acompañar un vino tinto?

El vino tinto es muy versátil para acompañar todo tipo de platos y aperitivos. Incluso es una bebida que puede tomarse sola o mezclada con un poco de soda de limón para preparar el famoso y refrescante vino tinto de verano. Sin embargo, existen algunos alimentos en particular que pueden disfrutarse aún más acompañados con una buena copa de vino.

Los quesos de cualquier tipo son uno de los aperitivos que mejor combinan con el vino tinto joven o incluso con los de crianza. Estos combinan especialmente con los quesos con sabores más amargos como el azul. Platos más fuertes como por ejemplo la carne roja también son un acompañante ideal para degustar junto con un vino seco.
Con vinos de reserva lo ideal es optar por chuleta o solomillo y para carnes blancas como el pescado o el salmón es oportuno utilizar vinos jóvenes con sabores ligeramente ácidos. Esta bebida también puede ser un buen acompañante para pastas con salsa boloñesa.

No obstante, hay variedades de uva que combinan mejor con ciertas comidas en particular y como cada paladar es diferente, lo recomendable es ir probando distintas combinaciones.

¿Cómo servir un vino tinto?

Servir el vino prácticamente un arte en sí, pero se puede hacer de una forma sencilla.

Por ello, hay restaurantes prestigiosos en los que hay sommeliers expertos que se encargan de servir el vino para que el comensal pueda aprovechar mejor todas sus propiedades organolépticas a la hora de consumirlo.

Lo primero que debes considerar al momento de servir el vino tinto es su temperatura y esta dependerá de si es un vino joven o dulce, de crianza, de reserva o gran reserva. Los primeros se suelen servir a temperaturas entre los 12º y 15º, los de crianza a 14º y 17º y los más añejos deben servirse entre 16º y 20º.

Es importante colocar la botella sumergida en un recipiente con agua y abundante hielo para controlar la temperatura antes de servirla. Una vez que se destapa es importante dejar que se oxigene por al menos 5 minutos para que el vino alcance su punto perfecto de equilibrio de aromas y sabores.

Aunque el vino se puede servir directamente de la botella, en ocasiones se suele utilizar un decantador para oxigenarlo y servirlo con mayor facilidad y evitar que los pozos o partículas más sólidas de los vinos más viejos pasen a la copa. Por último, es importante elegir una copa adecuada para el tipo de vino tinto que se va a consumir.

Ultima actualización el 31 de juillet del 2021