Comparativo de esterilizadores eléctricos

Contar con un esterilizador eléctrico de biberones es esencial para garantizar la salud de los bebés. Pero no solo es importante que tengas uno, sino que también sepas cómo elegirlo. En esta guía de compra te contamos todo lo que debes saber para que hagas la mejor elección.

¿Qué es un esterilizador eléctrico?

Es un aparato eléctrico, o electrodoméstico, diseñado para eliminar o destruir gérmenes o bacterias en biberones, tetinas y chupetes.

Se compone de varios niveles, uno donde se genera el calor por medio de una placa y otro donde se colocan los utensilios a esterilizar.

Dicho calor se produce gracias al vapor que se consigue al añadir agua en el primer nivel del equipo.

¿Cuál es el mejor esterilizador eléctrico?

Si has decidido comprar un esterilizador con generador eléctrico de vapor, te recomendamos que eches un vistazo a estos modelos destacados.

Hartig + Helling 98923 - Esterilizador de biberón,...
Philips Avent SCF285/02 - Esterilizador a vapor...
Chicco Steril Natural 3en1 - Esterilizador eléctrico...
Esterilizador - Hartig + Helling
Esterilizador Avent - Philips
Esterilizador - Chicco
Capacidad de hasta 6 biberones
Capacidad de hasta 6 biberones
Capacidad de hasta 6 biberones
Potencia de 500 w
Disponible en diferentes diseños
Con apagado automático
Esterilización de 11 minutos
Esterilización de 6 minutos
Esterilización de 5 minutos
34,02 €
57,81 €
51,00 €
Hartig + Helling 98923 - Esterilizador de biberón,...
Esterilizador - Hartig + Helling
Capacidad de hasta 6 biberones
Potencia de 500 w
Esterilización de 11 minutos
34,02 €
Philips Avent SCF285/02 - Esterilizador a vapor...
Esterilizador Avent - Philips
Capacidad de hasta 6 biberones
Disponible en diferentes diseños
Esterilización de 6 minutos
57,81 €
Chicco Steril Natural 3en1 - Esterilizador eléctrico...
Esterilizador - Chicco
Capacidad de hasta 6 biberones
Con apagado automático
Esterilización de 5 minutos
51,00 €

¿Cómo elegir un esterilizador eléctrico de calidad?

Para elegir un buen esterilizador eléctrico no solo debes tener en cuenta su diseño y precio, también debes considerar otros factores relacionados con su funcionamiento y experiencia de uso. Para ayudarte a escoger el mejor, te contamos cuáles son las características que debes evaluar en estos aparatos.

Velocidad de calentamiento

Uno de los aspectos más importantes en este tipo de aparatos tiene que ver con la duración del ciclo. El tiempo que tarda en lograr la esterilización completa es esencial sobre todo en estos días donde el tiempo es bastante limitado.

Y es que no es lo mismo tardar 10 minutos esterilizando que 30. Por esta razón, es esencial que al elegir un esterilizador eléctrico prestes atención a la velocidad de calentamiento que ofrece. Hay modelos muy rápidos que completan el ciclo en apenas 5 minutos, mientras que otros pueden tardar hasta 12 minutos o incluso un poco más. Lo recomendable es buscar un modelo con un ciclo entre 5 y 10 minutos como máximo.

Capacidad

Un factor que debes considerar al momento de comprar un esterilizador eléctrico para biberones es su capacidad, ya que de esto dependerá la cantidad de utensilios que puedes esterilizar al mismo tiempo.

Antes de decidirte por un modelo, lo mejor que puedes hacer es evaluar cuántos biberones y tetinas utilizas en promedio en un día, considerando además las características de estos utensilios, es decir, si tienen boca estándar o boca ancha, por ejemplo.

Una vez que sepas esto, entonces deberás buscar un aparato que se adapte a tus necesidades. La mayoría de los modelos cuentan con una capacidad de 5 a 7 biberones, como es el caso del esterilizador eléctrico Philips Avent SCF285/02, el cual permite la esterilización de hasta 6 biberones tanto de cuello ancho como estrecho.

Tamaño

Este es un aspecto que está directamente relacionado con la capacidad. Pero es algo que debes tener muy en cuenta si no dispones de mucho espacio en la cocina.

Hay quienes pueden darse el lujo de tener un esterilizador eléctrico para estética, es decir, puesto siempre en la encimera de la cocina. No obstante, no todos cuentan con este espacio extra para ello.

En ese sentido te recomendamos evaluar muy bien la capacidad que necesitas en relación con el tamaño que tendrá el aparato. Pues, si no dispones de un lugar cómodo para colocarlo, el aparato más que una solución se convertirá en un problema.

Funciones extra

Además de esterilizar biberones, estos aparatos pueden ofrecer muchas otras funcionalidades muy útiles.

Por un lado, hay modelos que permiten también calentar biberones o que cuentan con un sistema de desconexión automática al finalizar el ciclo para evitar gastos innecesarios y aumentar la seguridad.

Asimismo, hay modelos que pueden incluir una función de secado para facilitar el trabajo de secar los biberones una vez esterilizados. Por otro lado, también puedes encontrar esterilizadores eléctricos 3 en 1 como el esterilizador eléctrico a vapor Chicco Steril Natural que se ajusta a tres tamaños diferentes: completo (grande), compacto y para microondas.

¿Por qué comprar un esterilizador eléctrico?

Si eres de los que se preguntan si realmente es necesario adquirir un esterilizador de biberones eléctrico, debes saber que hay muchas razones de peso para hacerlo.

Por un lado, hay que tener en cuenta que la salud de los bebés es primordial y que por la naturaleza de los alimentos que consumen (principalmente leche), la aparición de gérmenes y bacterias es una probabilidad alta.

Los esterilizadores eléctricos o de microondas permiten una limpieza segura y efectiva de biberones, tetinas y chupones, dado que están diseñados para eliminar cualquier tipo de microorganismo que pudiera poner en riesgo el bienestar de los bebés.

Otra gran ventaja de estos aparatos es que son muy fáciles de usar. Más allá de si tienen funciones extra, su manejo suele ser bastante sencillo. Por lo general, basta con presionar un botón para iniciar el proceso. Además, algunos modelos cuentan incluso con cestas que permiten la correcta organización de biberones y demás utensilios en su interior.

¿Qué esterilizador eléctrico elegir?

Antes de decidirte por un modelo, te recomendamos evaluar las características de los modelos más vendidos.

Oferta
Chicco Steril Natural 2en1 - Esterilizador...
(125)
Oferta
Chicco Steril Natural 3en1 - Esterilizador...
(94)
Oferta
Philips Avent SCF285/02 - Esterilizador a vapor...
(314)
Oferta
OMORC Esterilizador de Biberones, 5 en 1...
(18)

¿Cuánto cuesta un esterilizador eléctrico de calidad?

Por fortuna, comprar un esterilizador eléctrico no te costará demasiado. En el mercado existe una amplia variedad de opciones con modelos muy sencillos que parten desde los 15 euros.

Esto significa que puedes encontrar esterilizadores eléctricos baratos y de calidad sin problema. Claro que los modelos más baratos son, por lo general, de capacidades reducidas y con funciones un poco limitadas. Los esterilizadores más completos parten de los 30 euros. Puedes encontrar muy buenas opciones en un rango de entre 30 y 60 euros. Como en todo, también hay modelos mucho más costosos que pueden superar incluso los 100 euros.

En cuanto a las marcas, hay muchas. Sin embargo, existen unas más populares que otras. Algunas de ellas son Philips con su marca Avent, Chicco y Jané. Otros equipos conocidos son los esterilizadores eléctricos Tommee Tippee, los esterilizadores eléctricos Nuk y los esterilizadores eléctricos Suavinex, todos con precios entre los 30 y los 50 euros.

En cualquier caso, la idea es que hagas un balance con respecto a tus necesidades de uso, espacio y presupuesto. De esta manera podrás elegir el esterilizador más adecuado para ti.

Nuestro consejo: teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, ya estás preparado para comprar tu esterilizador eléctrico. Evalúa tus necesidades y presupuesto para que elijas el modelo más indicado para ti.

¿Cómo usar un esterilizador eléctrico?

El funcionamiento de los esterilizadores eléctricos es sencillo. Estos aparatos cuentan con varios niveles para la colocación tanto del agua que generará el vapor como de los utensilios a esterilizar.

Por tanto, lo primero que deberás hacer es ubicar a cada uno de ellos en su espacio correspondiente.

Como sabes, el principio básico de los esterilizadores es el vapor de agua. Por ello, debes llenar el depósito que se ha dispuesto para esta en las cantidades justas que indica el fabricante. Hecho esto deberás colocar los biberones, tetinas y chupetes en su lugar. Por lo general, los utensilios más pequeños se colocan en un espacio específico destinado para ellos.

Los biberones siempre se deben situar boca abajo, ya que de esta manera el vapor entrará con mayor facilidad. Es importante recordar que cada uno de estos utensilios debe estar completamente limpio antes de colocarlos en el aparato, ya que este solo se encarga de higienizarlos para eliminar posibles microorganismos, no de lavarlos.

Una vez colocados los elementos dentro del esterilizador solo quedará taparlo y encenderlo. El agua comenzará a calentarse y después a evaporarse para así desinfectar los utensilios. El tiempo que tomará este proceso dependerá del aparato en cuestión: puede ser de 5 a 12 minutos más o menos.

¿Cómo limpiar un esterilizador eléctrico?

En lo que respecta a la limpieza de los esterilizadores eléctricos, esta debe hacerse al menos una vez por semana. Para ello es obligatorio que el equipo esté completamente frío, además de desenchufado de la toma de corriente.

La cesta, los divisores removibles y la tapa puede lavarse con agua caliente y un poco de detergente líquido. La base exterior, por su parte, se debe limpiar con un paño húmedo y suave para evitar rayarla.

En cuanto a la placa calentadora, debes saber que en ella se pueden formar depósitos minerales por el agua. Se recomienda utilizar agua destilada para evitarlo, pero en cualquier caso es importante asegurarse de eliminar estas incrustaciones para que el aparato continúe funcionando correctamente.

Para la limpieza de la placa deberás retirar el divisor y la cesta y añadir en el depósito una mezcla de agua con vinagre. La proporción es 2:1, es decir, 2 oz de agua con 1 oz de vinagre blanco. Vierte directamente sobre la placa calentadora, enciende la máquina y déjala funcionando hasta que la mezcla se evapore y se haya eliminado cualquier residuo en la placa.

Ultima actualización el 14 de noviembre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5