Las mejores ollas de hierro fundido esmaltadas

Para quienes buscan utensilios de cocina duraderos y que permitan hacer comidas deliciosas, las ollas de hierro fundido esmaltado son una gran alternativa. Si quieres saber cómo elegir la mejor, te contamos todo lo que debes saber sobre ellas.

¿Qué es una olla de hierro fundido esmaltada?

También conocidas como cocotte, son unas cazuelas de hierro colado a las que se le añaden esmaltados para que no se oxiden y para que los alimentos no se peguen.

Pueden utilizarse en diferentes fuentes de calor, incluyendo las placas de inducción. Además, se pueden meter en el horno y en la nevera.

¿Cuál es la mejor olla de hierro fundido esmaltada?

Si buscas una buena olla de hierro fundido esmaltada, presta atención a las características de estos 3 modelos destacados para que elijas la mejor para ti.

GSW Herida de Bala 716420 Hierro Fundido Bandeja de...
Küpfanche de Hierro Fundido, Ovalada con Tapa 30 cm,...
Argon Tableware Olla holandesa de hierro fundido para...
Olla de hierro fundido esmaltada - GSW
Olla de hierro fundido - Küpfanche
Olla de hierro fundido - Argon Tableware
Medidas de 33 x 25 cm
Medidas de 30 x 23 cm
Medidas de 25 x 15 cm
Capacidad de 7 litros
Capacidad de 7,7 litros
Capacidad de 3,5 litros
Apta para todo tipo de fuegos
Apta para todos los fuegos
Adecuada para todo tipo de placas
-
49,37 €
49,95 €
51,98 €
GSW Herida de Bala 716420 Hierro Fundido Bandeja de...
Olla de hierro fundido esmaltada - GSW
Medidas de 33 x 25 cm
Capacidad de 7 litros
Apta para todo tipo de fuegos
49,37 €
Küpfanche de Hierro Fundido, Ovalada con Tapa 30 cm,...
Olla de hierro fundido - Küpfanche
Medidas de 30 x 23 cm
Capacidad de 7,7 litros
Apta para todos los fuegos
49,95 €
Argon Tableware Olla holandesa de hierro fundido para...
Olla de hierro fundido - Argon Tableware
Medidas de 25 x 15 cm
Capacidad de 3,5 litros
Adecuada para todo tipo de placas
-
51,98 €

¿Cómo elegir una olla de hierro fundido esmaltada?

Actualmente se pueden encontrar diferentes tipos de utensilios para cocinar. Las ollas a presión ganaron muchos adeptos desde que comenzaron a comercializarse por la rapidez con la que se puede cocinar. Sin embargo, las ollas de hierro fundido siguen ofreciendo muchas ventajas que no tienen otras ollas, como una cocción perfecta, uniforme y extremadamente deliciosa.

Pero como no todos los modelos son iguales, te contamos cuáles son esas características en las que debes fijarte para que compres la más adecuada para ti.

Materiales

Como ya lo sabes, estas son ollas hechas con hierro fundido, por ello, cuando se habla de materiales realmente nos referimos al grosor y la calidad de estos.

Su exterior está recubierto por capas de esmalte resistentes al calor, las cuales se encargan de proteger la cazuela de la corrosión y de impedir que los alimentos se peguen.

Más allá del esmaltado, también es importante fijarse en el grosor de la olla. Y es que si por algo se caracterizan estos utensilios es precisamente por su peso. Los modelos de mayor calidad cuentan con un grosor superior al de los modelos más baratos. Una olla de buena calidad de 24 cm, por ejemplo, puede tener un peso entre los 5 y 8 kilos dependiendo de su grosor. No es que las cazuelas menos gruesas sean siempre de menor calidad, pero si su peso es mucho más ligero es probable que su calidad no sea la más alta.

Tamaño

Otro aspecto esencial a considerar en estas ollas es el tamaño. Existe una amplia variedad de tamaños disponibles, pero es importante que te ajustes a tus necesidades.

Ten en cuenta para cuantas personas vas a cocinar y si eventualmente tendrás invitados en casa. Para determinar esto deberás prestar atención a las dimensiones de la cazuela. Las puedes encontrar desde 20 cm hasta 28 cm. Si acostumbras a cocinar para una sola persona, con una olla de 20 cm de seguro te bastará.

Sin embargo, si la quieres para preparar guisos para 2 a 4 personas lo ideal es que tenga un diámetro de 24 cm. Para 5 o 6 personas se recomienda un modelo de 26 cm y para 7 u 8 personas uno de 28 cm.

Forma

Puede que creas que la forma se elige según los gustos de cada persona, pero no es así. Los modelos originales eran redondos y por ello, es el que sirve para una mayor cantidad de preparaciones diferentes.

No obstante, debes saber que según la forma que tenga la olla serán más aptos para unas comidas que para otras.

Las ovaladas, por ejemplo, son ideales para cocinar diferentes tipos de carnes: pollo, conejo, cordero, cochinillo, etc. Las ollas bajas son las mejores para hacer arroces de todo tipo: secos o caldosos, e incluso para tartas. También están las ollas altas, las cuales se utilizan para caldos o cocidos o caldos. Además, se pueden encontrar cazuelas de hierro fundido esmaltado con formas especiales, pero estas, más allá de un tipo de cocción diferente, lo que ofrecen es vistosidad.

Diseño y color

Si bien las ollas de hierro fundido tienen bastante historia, esto no significa que tengan que ser antiguas.

De hecho, los modelos que se encuentran en el mercado tienen diseños modernos, con los cuales se ha dejado atrás esa estética vieja que las caracterizaba.

Las pueden encontrar en una amplia variedad de colores y esto depende enteramente de tus gustos. El color del esmalte más típico es el naranja, pero las puedes encontrar en blanco, gris, amarillo, entre otros.

¿Por qué comprar una olla de hierro fundido?

Las ollas y sartenes de hierro fundido esmaltado se han convertido en una opción muy popular en las cocinas en los últimos tiempos.

Han estado en las cocinas durante siglos, pero ahora han tenido un gran auge dadas las grandes ventajas de cocción y de sabor que ofrecen. Este tipo de utensilio se calienta de manera lenta y aunque esto podría parecer una desventaja, es realmente uno de sus principales beneficios.

Y es que las ollas de hierro fundido son ideales para cocinar platos a fuego lento, lo que hace que los alimentos queden jugosos y tiernos. Además, el calor se distribuye de manera óptima y se mantiene muy bien por más tiempo, lo que ahorra energía y recursos.

Por otro lado, este es un material muy fácil de limpiar y de mantener. Las ollas de hierro fundido sin esmaltar necesitas ser ‘curados’ antes de usarlas. Pero esto no sucede con los esmaltados, ya que vienen con una capa antiadherente par que los alimentos no se peguen.

¿Qué olla de hierro fundido esmaltada elegir?

Antes de elegir un modelo es conveniente que eches un vistazo a las principales características de los modelos más vendidos de ollas de hierro fundido esmaltadas.

Garcima 91505 - Olla hierro fundido esmaltada 5L.
(8)
Puricon Horno Holandés Hierro Fundido Esmaltado...
M-Cooker olla de hierro fundido esmaltada de...
Argon Tableware Olla holandesa de hierro fundido...
(1)

¿Cuánto vale una olla de hierro fundido esmaltada?

Las ollas de hierro fundido esmaltadas cuestan más que una olla de acero inoxidable y hasta más que algunos modelos de ollas a presión.

Sin embargo, debes tener en cuenta que son una inversión para prácticamente toda la vida. Y es que esta es una de sus principales características: su extrema durabilidad.

Los precios de estas ollas rondan, en promedio, entre los 30 y los 70 euros. Los modelos más baratos son los de menor capacidad, aunque puedes encontrar modelos entre los 50 euros con un tamaño intermedio para 4 o 5 comensales. También encuentras ollas mucho más costosas, especialmente las de marcas reconocidas como Le Creuset, que pueden costar casi 200 euros.

Nuestro consejo: si estás en busca de uno de estos utensilios, te recomendamos elegir una olla de hierro fundido con la capacidad y el diseño adecuado. Presta atención a sus características principales y compara los modelos disponibles para que tomes la mejor decisión.

¿Cómo usar una olla de hierro fundido esmaltada?

Utilizar ollas de hierro fundido esmaltadas no es complicado, pero debes tener algunas consideraciones al momento de hacerlo. Al momento de desempacar este utensilio, no debes olvidar que su peso es considerable, por lo que debes sujetarla con fuerza para evitar accidentes. Este tipo de ollas vienen con una capa antiadherente gracias al esmaltado, por lo que no tendrás que curarla antes de usarla.

Recuerda que estas ollas calientan lentamente. Antes de ponerla bajo el calor debes añadirle aceite, mantequilla o agua: nunca lo hagas en seco. A partir de ese momento puedes agregar los ingredientes como indique la receta o según tus conocimientos de la preparación. Lo que se aconseja en este paso es tener en cuenta el tamaño de la cazuela para no rebasar su capacidad.

Al momento de revolver la comida, no utilices cucharas o espátulas metálicas. Lo mejor es emplear utensilios de madera o de silicona para evitar rayar o dañar la superficie esmaltada. Utiliza siempre guantes de cocina al momento de tocar las asas de la olla, ya que estas no suelen estar recubiertas y por ende, queman.

¿Cómo limpiar una olla de hierro fundido esmaltada?

Otra de las ventajas de las ollas de hierro fundido esmaltadas es su facilidad de limpieza. Solo necesitas seguir algunos sencillos pasos y recomendaciones para mantenerlas intactas por más tiempo. Para lavarlas debes asegurarte de que estén frías o templadas. Nunca le pongas agua mientras aún esté caliente.

Debes dejarlas reposar con agua caliente y un poco de lavavajillas por unos 15 minutos. Hecho esto, retira el agua y frótala con una esponja suave. Finalmente deberás secarla muy bien con papel de cocina. Si la suciedad está incrustada, se recomienda añadir 2 cucharaditas de bicarbonato y mezclarla con 1 litro de agua caliente. Ponla a hervir para que poco a poco la suciedad se disuelva. Después debes retirar el agua y limpiar los restos que hayan quedado con una esponja para secarla con papel.

Ultima actualización el 14 de noviembre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5