¿Cómo elegir una olla de cocción lenta?

Cocinar a fuego lento con una cacerola convencional puede ser una hazaña difícil de realizar. Y es que mantener la temperatura óptima en este tipo de utensilios es casi imposible cuando no se tienen los materiales y las prestaciones adecuadas. En estos casos, una olla de cocción lenta es la mejor opción.

¿Qué es una olla de cocción lenta?

Una olla de cocción lenta es un electrodoméstico que permite estofar los alimentos a través de un método de cocción prolongada.

En este aparato la base de la cazuela es capaz de mantener la misma temperatura hasta conseguir que la comida llegue a su punto.

Estas ollas tienen materiales de cerámica o porcelana en su interior, y funcionan con un termostato integrado.

¿Cuál es la mejor olla de cocción lenta?

Seleccionamos tres de las mejores ollas de cocción lenta según las valoraciones de los compradores. Aquí puedes ver el comparativo:

Crock-Pot SCV400RD-050 SCV400RD, 210 W, 3.5 litros,...
Olla de Cocción Lenta, Slow Cooker, Gran Capacidad de...
Russell Hobbs Maxicook - Olla de Cocción Lenta (200 W,...
Olla de cocción lenta - Crock-Pot
Slow Cooker - Aicok
Olla de cocción lenta y sellado - Russell Hobbs
Capacidad de 3,5 litros
Capacidad de 6,5 litros
Capacidad de 6 litros
2 niveles de potencia
Con temporizador digital
Con temporizador digital
De fácil desmontaje y limpieza
Garantía de 2 años
Con 3 configuraciones de temperatura
desde 42,99 €
56,99 €
66,87 €
Crock-Pot SCV400RD-050 SCV400RD, 210 W, 3.5 litros,...
Olla de cocción lenta - Crock-Pot
Capacidad de 3,5 litros
2 niveles de potencia
De fácil desmontaje y limpieza
desde 42,99 €
Olla de Cocción Lenta, Slow Cooker, Gran Capacidad de...
Slow Cooker - Aicok
Capacidad de 6,5 litros
Con temporizador digital
Garantía de 2 años
56,99 €
Russell Hobbs Maxicook - Olla de Cocción Lenta (200 W,...
Olla de cocción lenta y sellado - Russell Hobbs
Capacidad de 6 litros
Con temporizador digital
Con 3 configuraciones de temperatura
66,87 €

¿Cómo elegir una buena olla de cocción lenta?

Comprar una buena olla de cocción lenta consiste en tener en cuenta cuáles son tus necesidades en la cocina y cómo la olla puede ayudarte con éstas.

La capacidad

Existe una gran variedad de ollas destinadas a la cocción lenta, y aunque sus prestaciones pueden parecer similares, la mayor diferencia se encuentra en la capacidad por litro que cada modelo puede contener.

Cuando elijas la capacidad toma en consideración las siguientes preguntas: ¿Cuántas personas comen diariamente en casa? ¿Qué tipo de comida sueles preparar? ¿Deseas innovar con nuevas recetas? ¿Cocinas al horno con regularidad o prefieres utilizar la hornilla? ¿Organizas cenas especiales con frecuencia, comes solo o en familia?

Responder estas preguntas te ayudará a determinar los litros de tu olla ideal. La fórmula es sencilla: busca una cazuela que pueda cocinar hasta tres raciones más de las que estás acostumbrado a preparar.

A continuación, te presentamos una lista de medidas que te facilitarán la búsqueda del electrodoméstico.

Guía de litros y raciones:

  • Una olla de 2 l puede cocinar hasta 2 raciones por preparación
  • Una olla de 3 l puede servir entre 3 y 4 raciones por preparación
  • Una olla de 3,5 l sirve exactamente 4 raciones por preparación
  • Una olla de 5 l sirve hasta 5 raciones por preparación
  • Una olla de 6 l o 6,5 l tiene la capacidad de servir entre 7 y 8 raciones por preparación

Los materiales

Para que una olla de cocción lenta funcione correctamente necesita tener cerámica o porcelana en su base y una estructura de aluminio o acero inoxidable.

La base es la responsable de mantener el calor adecuado durante toda la cocción de los alimentos, mientras que los revestimientos metálicos protegen la olla de los elementos externos, mientras conservan los vapores y optimizan la temperatura postcocción.

Por otro lado, las ollas de cocción lenta más modernas suelen incluir mejoras para diversificar el tipo de cocina, como es el caso de las bases de cerámicas aptas para resistir el calor del horno y el fogón.

Las opciones y los accesorios

La nueva generación de ollas de este tipo están dotadas de diversas funcionalidades que ayudan a mejorar las preparaciones y a facilitar la modalidad de cocción lenta.

En este caso, debes elegir las opciones en función a tus debilidades culinarias y tipo de cocina.

Es decir, que si tu mayor inconveniente con la cocción lenta es mantener el calor durante toda la preparación, lo mejor es comprar una olla automática con temporizador. De igual modo, si buscas una olla para cocinar grandes raciones y servir al instante, necesitas una con cazuela removible y función de calor postcocción.

Y si buscas reducir la cantidad de utensilios por lavar, lo mejor es elegir la olla con mayor cantidad de piezas antiadherentes.

¿Por qué comprar una olla de cocción lenta?

Estas son las razones por las que comprar una olla de cocción lenta, según las opiniones de los usuarios:

Para variar los platos

La cocción lenta permite cocinar platos más saludables, tiernos y con mayor sabor.

Esto se debe a que los vapores ocasionados por un estofado de este tipo elimina las grasas, ablanda las carnes y los alimentos desprenden sus aromas naturales con facilidad.

Asimismo, existe una amplia carta de recetas que van desde guiso de granos, carnes al horno, salteados, tubérculos y vegetales.

Para ahorrar tiempo

Las ollas de cocción lenta, al igual que las cazuelas de presión, pueden cocinar y ablandar alimentos de forma más rápida en comparación a las ollas convencionales. Además, los electrodomésticos con temporizadores integrados permiten medir con precisión el tiempo exacto de las recetas, lo que evita la sobrecocción.

¿Qué olla de cocción lenta elegir?

Estas son los modelos predilectos de los compradores según las comparativas.

Oferta
Crock-Pot SCCPBPP605 - Olla de cocción lenta...
(564)
Oferta
Crock-Pot AutoStir CSC012X Olla de cocción lenta,...
(57)
VonShef Olla De Cocción Lenta de 6,5L de Acero...
(9)
Oferta
Crock-Pot Duraceramic CSC027X - Olla de cocción...
(13)

Los diferentes tipos de ollas de cocción lenta

Existe más de un modelo de olla de cocción lenta. A continuación, te presentamos los tipos de cazuelas más modernos.

La olla de cocción lenta manual

La versión más clásica de este tipo de electrodoméstico. Fue presentada a finales del siglo pasado y su mecanismo aún sigue integrado en los modelos recientes. Consiste de una olla de cerámica revestida con algún material metálico y un generador de calor que mantiene la temperatura nivelada.

Sin embargo, el cocinero debe encargarse de cuidar la temperatura y el tiempo de la preparación para evitar que la comida se queme, se pegue en el fondo o se cocine más de lo necesario.

La olla de cocción lenta programable

Este tipo de olla tiene una base de cerámica/porcelana, un termorregulador y un temporizador integrado a la estructura que ayuda al cocinero a medir el tiempo de cocción con mayor precisión.

Estas ollas también vienen dotadas de metales antiadherentes que facilitan la limpieza y que la comida se pegue en el fondo.

El modelo con sonda termoeléctrica

Este tipo de olla de cocción lenta es el más moderno de todos. Por lo general cuenta con revestimiento de acero inoxidable o aluminio antiadherente, base de cerámica, función “keep warm” y un termorregulador de distintos niveles de cocción con temporizador digital integrado.

La olla termoeléctrica es segura, de limpieza rápida y fácil de usar, por lo que es recomendable para personas con pocas nociones culinarias y una agenda ocupada.

Nuestro consejo: comprar la olla de cocción lenta ideal implica elegir los parámetros que más se adapten a tus necesidades regulares y al tipo de comida que desees preparar. Recuerda que entre más funcionalidades elijas, más fácil y rápido podrás preparar tus recetas.

¿Cuál es el precio de una olla de cocción lenta?

El precio de una buena olla oscila entre los 30 y 100 euros. Además, es posible encontrar interesantes ofertas con rebajas de hasta el 30 %, todo dependiendo de la marca y la época del año.

¿Cómo usar una olla de cocción lenta?

Utilizar una olla de cocción lenta es más fácil de lo que crees. Por eso, te presentamos las siguientes recomendaciones para sacar el máximo provecho al producto:

  • Calienta previamente la cazuela y agrega un poco de aceite de vegetal para mejorar la función antiadherente.
  • Al empezar a cocinar, procura distribuir bien los sólidos más duros para facilitar el proceso de cocción.
  • Sella bien la tapa y procura no abrirla demasiado, podrías interferir con el proceso.
  • Apóyate en el temporizador. Selecciona el tiempo correcto para cada receta, pues los estimados pueden arruinar la preparación.
  • Sirve la comida directamente desde la olla, así llegará a la mesa con el máximo de sabor y con una temperatura adecuada.
  • Puedes conservar los alimentos por unas horas con la función postcocción, pero evita usarla demasiado tiempo.

¿Cómo limpiar una olla de cocción lenta?

Separa la cazuela del recipiente calefactor y llénala de agua tibia hasta el tope con un poco de jabón lavaplatos. Esto ayudará a eliminar los residuos y alimentos pastosos que inevitablemente se pegan en las paredes del aparato.

Si con el tiempo el recipiente y demás partes unidas al sistema eléctrico se vuelven pegajosas o llegan a mancharse, se pueden limpiar con una toalla húmeda y detergente especial para metales de cocina. Puedes mantener una capa de jabón por 30 minutos y luego pasar el trapo mojado para retirarlo.

Ultima actualización el 16 de julio del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5