Los mejores calientaplatos del momento

Mantener la comida caliente puede ser todo un reto cuando se trata de familias grandes. Una solución a este inconveniente son las bandejas calienta platos. ¿Quieres saber cómo escoger la mejor? Te contamos todo lo que debes saber sobre ellas.

¿Qué es un calientaplatos?

Los calientaplatos de mesa son utensilios de cocina diseñados para mantener los platos calientes.

Proporcionan un calor específico para que así la comida no se enfríe y pueda mantenerse a una temperatura templada para ser consumida. Pueden ser de diferentes tamaños y formas.

¿Cuál es el mejor calientaplatos?

Si quieres comprar un buen calientaplatos para tu casa te recomendamos analizar las características de estos modelos.

Brabantia 477041 - Calientaplatos, 1 Vela, Color Negro...
Master Class MCC3FWARM - Calientaplatos Rectangular de...
Unold 58815 - Calientaplatos, 1100 W
Calientaplatos - Brabantia
Calientaplatos - Master Class
Calientaplatos - Unold
18,6 x 21 x 7,8 cm
43,5 x 17,5 x 6,5 cm
Potencia de 1100 W
Admite velas estándar
Para 3 velas
Modelo inalámbrico
Disponible en 2 diseños
Disponible en 2 diseños
Con protección contra sobrecalentamiento
desde 17,91 €
27,63 €
39,91 €
Brabantia 477041 - Calientaplatos, 1 Vela, Color Negro...
Calientaplatos - Brabantia
18,6 x 21 x 7,8 cm
Admite velas estándar
Disponible en 2 diseños
desde 17,91 €
Master Class MCC3FWARM - Calientaplatos Rectangular de...
Calientaplatos - Master Class
43,5 x 17,5 x 6,5 cm
Para 3 velas
Disponible en 2 diseños
27,63 €
Unold 58815 - Calientaplatos, 1100 W
Calientaplatos - Unold
Potencia de 1100 W
Modelo inalámbrico
Con protección contra sobrecalentamiento
39,91 €

¿Cómo elegir un calientaplatos de calidad?

En el mercado podrás encontrar una amplia variedad de máquinas calienta platos. Pero para elegir el mejor es conveniente que te fijes en ciertos aspectos. Estos son los más importantes.

Tamaño

Uno de los aspectos claves en este tipo de aparatos es el tamaño, ya que de esto dependerá su capacidad y por ende, el uso que podrás darle.

Existen modelos de calientaplatos individuales, en los que solo se puede calentar un plato a la vez.

Pero hay otros tantos en los que se pueden calentar más de 3 platos al mismo tiempo. Los de mayor capacidad pueden ser considerados como calientaplatos industriales, dado que suelen ser usados en negocios de hostelería.

Potencia

Si eliges un calienta platos eléctrico tendrás que fijarte en su potencia.

Y es que debes tener en cuenta que la función de las mesas calienta platos es precisamente mantener los platos en una buena temperatura antes de consumir, por ello debe ofrecer un calor suficiente para cumplir su propósito.

Estos aparatos no cocinan, simplemente mantienen la temperatura de los alimentos. Por eso su potencia estándar se ubica entre los 1000 y los 1100 W.

Funcionalidad

Lo ideal en cualquier utensilio de cocina es que sea de fácil manejo. Cuando se trata de la funcionalidad de los calienta platos para buffet o individuales no hay nada complicado, pues son bastante sencillos de usar.

No obstante, hay modelos que ameritan un calentamiento previo en el microondas para después retener la temperatura, mientras que hay algunos calientan con velas y otros se conectan a la corriente. En cualquier caso, los más recomendados suelen ser aquellos que incorporan un controlador de encendido.

Peso

Otro aspecto a considerar es el peso que pueden soportar los calientaplatos portátiles. Todos estos artefactos tienen un cierto tamaño y están diseñados para soportar un valor máximo.

A menos que se trate de un calienta platos industrial, creado para soportar cargas más grandes, es recomendable no sobrecargar este aparato para alargar su vida útil. Un calienta platos para restaurantes puede ser diferente, pero por lo general los modelos domésticos pueden aguantar entre 18-45 kilos, que ya es bastante.

Facilidad de limpieza

No debes olvidar la limpieza de tu calientaplatos. Por ser un artefacto que estará directamente en contacto con los platos es muy probable que en algún momento se llene de restos de comida.

La mayoría de los calienta platos para hostelería y para la casa están diseñados con buenos materiales que soportan salpicaduras o manchas. Aún así lo ideal es comprar un modelo que sea de fácil limpieza, es decir, que baste con pasarle un paño húmedo.

¿Por qué comprar un calientaplatos?

Si te preguntas un calienta platos para qué sirve en realidad, debes saber que estos se utilizan para mantener la temperatura de las comidas una vez que están listas.

El objetivo es que, si se va a tardar un poco en servirse en el plato, no haya necesidad de recalentar en el microondas.

Es un aparato perfecto para servir cenas calientes para una gran cantidad de personas como ocurre en las cenas navideñas o reuniones especiales.

También es buena idea comprar lámparas calientaplatos para disfrutar de las comidas sin prisa. Ya que cuando hay temperaturas bajas, la comida suele enfriarse enseguida. Esto nos hace sentir que debemos apurarnos a comer antes de que todo pierda el calor. Sin embargo, con estos utensilios puedes disfrutar de tu comida con tranquilidad, ya que estará perfectamente caliente a la hora de degustar.

¿Qué calientaplatos elegir?

Antes de elegir un modelo, compara las características de los más vendidos para que compres el más adecuado según tus necesidades.

Master Class MCC3FWARM - Calientaplatos...
(7)
Oferta
Unold Warming Plate Professional - Calentador...
(1)
Rosenstein e hijos calientaplatos de acero...
(2)
Unold 58815 - Calientaplatos, 1100 W
(10)

Los diferentes tipos de calienta platos

Debes tener en cuenta que los calienta platos pueden ser de diferentes tipos según la manera en la que despidan el calor. En las cocinas profesionales es común utilizar hornos calienta platos, vitrinas calienta platos o cajones calienta platos, pero en los modelos domésticos es diferente. Estas son las opciones con las que puedes encontrarte.

  • Modelo eléctrico: este es uno de los más comunes. Trabajan con una resistencia eléctrica, que es lo que hace que la superficie que entra en contacto con el plato se mantenga caliente para conservar la temperatura.
  • Modelo de velas: es un modelo muy usado, ya que resulta más barato debido a que no consume energía eléctrica. El calienta platos con velas tiene un mecanismo sencillo en el que se introducen una o varias velas en el interior que, al irse consumiendo, incrementarán el calor de la superficie.
  • Calientaplatos de agua: también hay calienta platos de agua, los cuales funcionan básicamente a baño de maría.
Nuestro consejo: si tienes en cuenta los consejos sobre cómo elegir el mejor calienta platos, podrás tomar una buena decisión. Presta atención a su capacidad y potencia y recuerda comparar opciones para elegir el que resulte más conveniente para ti.

¿Cuánto cuesta un calientaplatos de calidad?

Sobre los calienta platos y sus precios es importante que sepas que el factor determinante está en la capacidad del modelo, así como en la forma en la que producen calor.

No obstante, sus precios oscilan entre los 20 y los 100 euros, aunque la mayoría se ubica en el rango de 30 a 60 euros.

Claro que también hay modelos más costosos, aunque estos por lo general están enfocados más hacia el sector de la hostelería como los armarios calienta platos que pueden costar más de 300 euros. Aunque en casa también se puede instalar un cajón calienta platos Teka para ser integrado en la cocina. Este tipo de modelos también resultan un poco costosos, ya que superan los 200 euros.

¿Cómo usar un calientaplatos?

Si existe un aparato de cocina sencillo de usar, esos son los calienta platos. Cuentan con funcionamiento básico que no supone mayor dificultad. Dependiendo del modelo que elijas, tendrás que iniciar el calentamiento. Si se trata de un calienta platos eléctrico individual debes conectarlo a la corriente y establecer la temperatura en el termostato. Si es un calientaplatos de velas entonces deberás encenderlas todas para iniciar el calor de la superficie.

¿Cómo limpiar un calientaplatos?

La mayoría de estos aparatos son muy fáciles de limpiar, por lo que no serán un dolor de cabeza en este sentido. Esta es sin duda una gran noticia porque, al estar en contacto con los platos, es casi inevitable que no se ensucien. Algunos modelos cuentan con superficies de cristal que hacen que sea mucho más sencilla la eliminación de residuos.

También hay modelos de acero inoxidable, gracias a que este material conduce muy bien el calor. En este caso, es importante evitar que tengan contacto prolongado con materiales ferrosos para no causar corrosión y limpiar la superficie con un paño húmedo, agua jabonosa y por supuesto, detergentes que no sean abrasivos o clorados. Se debe enjuagar muy bien y secar.

Ultima actualización el 11 de octubre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5