Comparativo de tajines eléctricos: análisis y opiniones

Para quienes aman cocinar y les gusta preparar platos especiales, comprar un tajín eléctrico puede ser una gran idea. Si quieres saber cómo elegir el mejor, te contamos todo lo que debes saber sobre este utensilio.


¿Qué es un tajín eléctrico?

El tajín es un recipiente para cocinar característico del norte de África, en el que se cuecen lentamente los alimentos gracias a sus propios jugos.

Consta de dos piezas: una cazuela, que es donde se coloca la comida, y una tapa en forma cónica que se encarga de retener el calor y de condensarlo para que vuelva al guiso y así se cocine mejor.

Los eléctricos cuentan con una base que calienta de forma independiente y que incorpora un termostato para regular el calor.

¿Cuál es el mejor tajín eléctrico?

Si quieres comprar el mejor tajín eléctrico, te presentamos las características más relevantes de estos tres modelos para que elijas el más adecuado para ti.

Techwood ttw-330 Tajín eléctrico de cerámica
H.Koenig Taj 3 TAJ3-Tajín eléctrico, 3 l, 300 W,...
Tefal 39398125 - Tajín eléctrico, 250 W, color...
Tajín eléctrico - Techwood
Tajín eléctrico - H.Koenig
Tajín eléctrico - Tefal
-
Capacidad de 3 litros
Capacidad de 3 litros
Capacidad para 8 personas
Potencia de 250 – 300 W
Potencia de 300 W
Potencia de 250 W
Modelo de cerámica
Modelo de de terracota
Tipo fondue
-
65,85 €
70,71 €
158,99 €
Techwood ttw-330 Tajín eléctrico de cerámica
Tajín eléctrico - Techwood
-
Capacidad de 3 litros
Potencia de 250 – 300 W
Modelo de cerámica
65,85 €
H.Koenig Taj 3 TAJ3-Tajín eléctrico, 3 l, 300 W,...
Tajín eléctrico - H.Koenig
Capacidad de 3 litros
Potencia de 300 W
Modelo de de terracota
70,71 €
Tefal 39398125 - Tajín eléctrico, 250 W, color...
Tajín eléctrico - Tefal
Capacidad para 8 personas
Potencia de 250 W
Tipo fondue
-
158,99 €

¿Cómo elegir un tajín eléctrico de calidad?

Existen platos únicos que solo se pueden conseguir si se preparan en el utensilio de cocina adecuado. Si te gusta la cocina magrebí, que es la gastronomía que agrupa los platos bereberes, moriscos, del mediterráneo, de Oriente Medio, y africanos, como cuscús, el tajín marroquí o tajines de carnes y verduras, deberás comprar un tajín.

En el mercado los puedes encontrar de diferentes tipos, los tradicionales de barro e incluso tajines vitrocerámica. Pero también los hay eléctricos y estos se han hecho cada vez más populares porque son muy eficientes, cocinan rápido y además, son muy económicos. Para saber cómo elegir el más adecuado para ti, destacamos los aspectos básicos a considerar.

En función de su potencia

Al tratarse de un aparato eléctrico, la potencia es algo a lo que debes prestar atención.

Sin embargo, debes saber que por el tipo de cocción que ofrecen los tajines, estos no suelen tener potencias demasiado altas. La mayoría de los modelos disponibles ofrecen una potencia que oscila entre los 250 W y 300 W.

Puedes encontrar modelos con potencias de 1000 W, pero estos son prácticamente utensilios multiusos que además de funcionar como tajín, funcionan como ollas de cocción lenta.

Otro aspecto para considerar, relacionado con la potencia, es el ajuste de calor. Procura elegir un modelo con termostato para que puedas regular la temperatura según la receta.

En función de su capacidad

Otro aspecto a considerar antes de comprar un tajín es su capacidad. Debes considerar para cuantas personas se va a cocinar para poder elegir el tamaño adecuado.

La mayoría de los modelos permite cocinar para 2 o 4 personas y para esto basta con una capacidad de 2 o 2,5 litros.

Pero si necesitas cocinar para más personas, los hay más grandes. Puedes encontrar modelos que alcanzan los 3,5 litros. Es importante que sepas que la capacidad de los tajines no está determinada por la longitud o el ancho que tienen y tampoco por su altura. Su tamaño se calcula con su diámetro.

En función de su material

Los tajines tradicionales están hechos de barro cocido de tipo artesanal. Estos aún pueden encontrarse, pero con el paso del tiempo hemos vistos otros mucho más elaborados e incluso aptos para las cocinas modernas. Los eléctricos puedes encontrarlos de terracota o cerámica, materiales que son perfectos para la óptima distribución del calor.

¿Por qué comprar un tajín eléctrico?

Si algo caracteriza al tajín como recipiente es el hecho de ser un utensilio diseñado para una cocción lenta. En el pasado este se enterraba en el desierto por la mañana para que así los alimentos se fuesen cocinando a lo largo del día mientras las familias hacían sus tareas diarias.

Hoy día no hay que hacer tanto esfuerzo para disfrutar de un delicioso tajín de carne o verduras. Ya ni siquiera debes ponerlo en la estufa de la cocina, sino que puedes prepararlo aparte en donde quieras gracias a los tajines eléctricos. Estos aparatos ofrecen muchas ventajas y una de ellas es su practicidad y facilidad de uso.

A diferencia de los tajines tradicionales de barro, los eléctricos vienen ya preparados para su uso. No tienes que curarlos con aceite, ni meterlos al horno. Solo debes lavarlo tras sacarlo de la caja y ya estará listo para utilizarlo. Sigue las indicaciones de la receta a preparar, ajusta el termostato y listo.

También son utensilios muy seguros. Suelen estar diseñados con un agarre ergonómico para facilitar su traslado de un sitio a otro. Además, algunos modelos hasta incluyen indicadores luminosos que se activan cuando el aparato está encendido.
Por otro lado, es un utensilio fácil de lavar. La mayoría de los tajines pueden meterse en el lavavajillas y en todo caso puedes lavarlo rápidamente bajo el grifo. Y para la superficie eléctrica bastará con pasarle un paño.

¿Qué tajín eléctrico elegir?

Estos son los modelos de tajines eléctricos más vendidos. Compáralos y elige el mejor para ti según tus necesidades.

Techwood ttw-330 Tajín eléctrico de cerámica
Eléctrica Tajine Olla de cocción lenta...
XCXDX Tagine Marroquí, Olla De Hierro Fundido De...
Alar tajín - Cacerola...

¿Cuánto cuesta un tajín eléctrico de calidad?

Si te preocupa la inversión que debes hacer para comprar un buen tajín eléctrico, no tienes que hacerlo. Y es que realmente estos aparatos son económicos. Puedes encontrarlos desde menos de 100 euros y algunos modelos hasta 200 euros.

Sin embargo, debes saber que por poco más de 50 euros hay modelos de cerámica con capacidad de 3 litros, suficiente para cocinar para varias personas.

Nuestro consejo: los tajines son utensilios perfectos para cocinar comidas al estilo marroquí o natural al vapor. Si quieres uno eléctrico, debes fijarte en su potencia y capacidad, además de su material para garantizar su durabilidad. Analiza tus necesidades y elige el que se adapte mejor a ellas.

¿Cómo usar un tajín eléctrico?

Una de las grandes ventajas de los tajines eléctricos es precisamente su facilidad de uso. Son aparatos muy sencillos que no necesitan de demasiados pasos para utilizarlos. Lo primero que debes hacer con ellos es instalar la base eléctrica en un soporte estable y en un lugar seguro. Luego de esto, debes poner la cazuela del tajín y añadir los ingredientes que vayas a cocer.

Es recomendable que sigas algunas indicaciones para la colocación de los ingredientes. Algunas personas suelen sellar un poco la carne, para que además coja un poco de color, y luego colocan las verduras. También se puede poner todo al mismo tiempo, ya que todo termina cocinándose junto.

No obstante, el orden de las verduras sí importa dado que unas son más duras que otras. Por ejemplo, las zanahorias y patatas deben estar siempre cerca del agua porque si no quedarán crudas. Otros ingredientes como el tomate, pimiento o calabacín sí pueden colocarse en la parte de arriba, ya que, aunque no toquen el agua se van a cocinar.

Después debes enchufar el aparato y ajustar el termostato según las necesidades de la receta. Finalmente coloca la tapa, luego espera entre dos y tres horas hasta que se cocine. Recuerda que se trata de una cazuela diseñada para cocinar de modo lento con los jugos de la misma comida.

Como ves, cocinar en un tajín eléctrico es muy fácil. Sin embargo, es importante tomar ciertas precauciones para alargar su vida útil. Por un lado, no debes cortar las verduras en el plato del tajín para evitar rasguños y rayaduras. Tampoco puedes colocar directamente alimentos congelados.

Al momento de remover el plato, debes hacerlo con cuidado para evitar quemarte. Recuerda que se trata de un plato con poca profundidad y que además concentra mucho vapor. Finalmente, tienes que asegurarte de apagar el termostato al finalizar la cocción y desenchufarlo.

¿Cómo limpiar un tajín eléctrico?

Ya has visto lo sencillo que es el tajín elétrico. Su uso es muy fácil y su limpieza también. Al tratarse de un aparato que cocina al vapor, difícilmente te encontrarás con alimentos pegados o difíciles de quitar de su superficie. Por lo tanto, su limpieza al terminar de usarlo consistirá en un par de pasos, tal como si se tratara de un plato de vajilla.

La mayoría de los modelos actuales permiten lavarse en el lavavajillas. Están diseñados con materiales especiales para soportar cambios de temperatura, así que el agua caliente no será un problema. Pero recuerda que los tajines de vitrocerámica suelen estar hechos de terracota o cerámica, por lo que es importante tratarlos con cuidado y no como una olla común y corriente de hierro o acero inoxidable. Una vez limpio, solo tienes que asegurarte de que esté seco para guardarlo.

Ultima actualización el 16 de julio del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 1 votos - nota: 5,00 sobre 5